Article des del centre Vedruna d'Alcoi en protesta per l'acomiadament de tres professors
De lo que la conselleria entiende por "rescatar personas"
2 opinions 2 opinions   imprimir  enviar a un amic   disminuir la grandària de la lletra augmentar la grandària de la lletra  

Es reciente la notificación de Conselleria por la cual considera que los tres maestros de Formación Específica que trabajan en el Centro Vedruna de Alcoy "no reúnen la titulación adecuada para impartir las clases".

Si tenemos en cuenta que dos de ellos llevan entre 13 y 19 años trabajando en el mismo centro, esta situación no deja de ser sorprendente, es aún mucho más surrealista.
Estamos hablando de la maestra de Peluquería, el maestro de Carpintería y, desde hace dos cursos, el maestro de Tapicería.

En el Centro Vedruna están estudiando Formación Profesional Básica más de 60 chicos y chicas en edades comprendidas entre los 15 y 21 años. Estos jóvenes reciben a diario cuatro horas de taller para el aprendizaje del oficio y dos horas de formación académica. En Vedruna han encontrado las condiciones que necesitan para prepararse en su futuro profesional. Pertenecen a un colectivo fruto del fracaso escolar, con problemas en sus estudios y conductas, difíciles de motivar. Aquí buscan (y encuentran) una vía alternativa que les facilita su reinserción laboral, académica y, en muchos casos, social y personal. En definitiva, una respuesta a sus inquietudes, un apoyo guiado, algo que la escuela de hoy no ha sabido o no ha podido darles.

Como maestra amo y respeto profundamente la escuela, creo en la escuela, pero también soy consciente, y todos lo sabemos, que la escuela de hoy no da respuesta al 100% de su alumnado.
¿Merecen estos jóvenes una segunda oportunidad? Todos y todas estamos de acuerdo en que sí.

El Centro Vedruna lleva alrededor de 40 años apostando y trabajando por y para estos chicos y chicas. Puedo decirlo orgullosa y sin miedo a equivocarme porque también yo he colaborado en este fascinante proyecto siendo maestra durante 10 años. Conozco, de primera mano, la labor que allí se lleva a cabo. Puedo asegurar que durante años se han rescatado centenares de adolescentes que, habiéndose encontrado a ellos mismos y redescubierto su valía personal, han sido capaces de crecer como personas y de encaminarse hacia un futuro con mayores garantías de éxito.

Ha sido y es una tarea difícil desde todos los ángulos. Año tras año, curso tras curso, se perdura bajo la amenaza económica y la incertidumbre de si habrá o no subvención. En realidad, el centro está en pie gracias al empeño de una Entidad Títular sin ánimo de lucro, las Hermanas Carmelitas, y a la labor de unos profesionales con vocación de serlo y seguir siéndolo.

Todo apunta a que la Conselleria ha cambiado de táctica. Ahora los mismos profesionales de hace 20 años, ¿no están cualificados para impartir sus clases? Lo peor es que, está por ver, si en realidad, existen especialistas que reúnan las competencias necesarias, no sólo en cuanto a papel se refiere, sino, y más importante, en cuanto a la experiencia profesional y preparación personal adecuadas para manejar una situación educativa tan especial. Quienes toman decisiones desde el despacho, no conocen la realidad educativa del centro, ni la valoran ni parece que les interese. Es seguro que en este momento, no existen profesionales mejor cualificados que los maestros de Vedruna.

Sres de Conselleria: ¿Ustedes dicen que quieren rescatar personas? ¿Qué solución les van a dar a estos jóvenes? ¿Van a interesarse por su momento actual y por su futuro? No olviden que son los más desfavorecidos.

Personalmente me produce un gran desconcierto y decepción que políticas de izquierda sean incapaces de valorar y apoyar un proyecto tan humano que lo único que pretende es "rescatar personas".
El curso ya está iniciado...Ojalá retomen este asunto.

Núria Aznar Segrelles, mestra de primària al col·legi Carmelites d'Alcoi

  imprimir   mostrar en pdf mostrar en pdf   enviar a un amic enviar a un amic   6 vots  
favorits  facebook  twitter  del.icio.us  digg it!  meneame
Opinions (2)envia la teva opinió envia la teva opinió
2 | Alfonso Llorens 29/11/2016 13:47
Totalment d'acord Núria. Tenen un total desconeixement de la realitat personal d'aquestos alumnes i alhora del treball que es fa a l' FPB per part dels mestres que s'involucren més enllà i dels centres que imparteixen aquesta modalitat. El meu recolzament.
1 | Guillermo pardo 23/11/2016 0:07
Yo soy una estudiante mas de el vedruna y me parece mal lo que hace la conselleria me demuestra que no les importa nuestra comodidad en el centro se preocupan de lo que se tienen que llevar al bolsillo al final de mes. Han hechado a tres profesores que para los alumnos que llevamos hay dos años como yo o incluso tres como algunos compañeros mios significaban mucho y los han hechado a mitad de el primer trimestre. Mi pregunta para la conselleria es: ¿enserio tan poco le imporatmos que prefieren que tengan un titulo insignificante a una relación tan buena como la que tenian el carpintero y el tapicero con nosotros o incluso la peluquera que no nos daba clase enserio tan poco significamos los estudiantes?
TRIBUNA OBERTA
ARAMULTIMÈDIA, dilluns 21 de novembre de 2016
Article des del centre Vedruna d'Alcoi en protesta per l'acomiadament de tres professors
De lo que la conselleria entiende por "rescatar personas"
Lirios Silvestre - 21/11/2016
Es reciente la notificación de Conselleria por la cual considera que los tres maestros de Formación Específica que trabajan en el Centro Vedruna de Alcoy "no reúnen la titulación adecuada para impartir las clases". Si tenemos en cuenta que dos de ellos llevan entre 13 y 19 años trabajando en el mismo centro, esta situación no deja de ser sorprendente, es aún mucho más surrealista.
Estamos hablando de la maestra de Peluquería, el maestro de Carpintería y, desde hace dos cursos, el maestro de Tapicería. En el Centro Vedruna están estudiando Formación Profesional Básica más de 60 chicos y chicas en edades comprendidas entre los 15 y 21 años. Estos jóvenes reciben a diario cuatro horas de taller para el aprendizaje del oficio y dos horas de formación académica. En Vedruna han encontrado las condiciones que necesitan para prepararse en su futuro profesional. Pertenecen a un colectivo fruto del fracaso escolar, con problemas en sus estudios y conductas, difíciles de motivar. Aquí buscan (y encuentran) una vía alternativa que les facilita su reinserción laboral, académica y, en muchos casos, social y personal. En definitiva, una respuesta a sus inquietudes, un apoyo guiado, algo que la escuela de hoy no ha sabido o no ha podido darles. Como maestra amo y respeto profundamente la escuela, creo en la escuela, pero también soy consciente, y todos lo sabemos, que la escuela de hoy no da respuesta al 100% de su alumnado.
¿Merecen estos jóvenes una segunda oportunidad? Todos y todas estamos de acuerdo en que sí. El Centro Vedruna lleva alrededor de 40 años apostando y trabajando por y para estos chicos y chicas. Puedo decirlo orgullosa y sin miedo a equivocarme porque también yo he colaborado en este fascinante proyecto siendo maestra durante 10 años. Conozco, de primera mano, la labor que allí se lleva a cabo. Puedo asegurar que durante años se han rescatado centenares de adolescentes que, habiéndose encontrado a ellos mismos y redescubierto su valía personal, han sido capaces de crecer como personas y de encaminarse hacia un futuro con mayores garantías de éxito. Ha sido y es una tarea difícil desde todos los ángulos. Año tras año, curso tras curso, se perdura bajo la amenaza económica y la incertidumbre de si habrá o no subvención. En realidad, el centro está en pie gracias al empeño de una Entidad Títular sin ánimo de lucro, las Hermanas Carmelitas, y a la labor de unos profesionales con vocación de serlo y seguir siéndolo. Todo apunta a que la Conselleria ha cambiado de táctica. Ahora los mismos profesionales de hace 20 años, ¿no están cualificados para impartir sus clases? Lo peor es que, está por ver, si en realidad, existen especialistas que reúnan las competencias necesarias, no sólo en cuanto a papel se refiere, sino, y más importante, en cuanto a la experiencia profesional y preparación personal adecuadas para manejar una situación educativa tan especial. Quienes toman decisiones desde el despacho, no conocen la realidad educativa del centro, ni la valoran ni parece que les interese. Es seguro que en este momento, no existen profesionales mejor cualificados que los maestros de Vedruna. Sres de Conselleria: ¿Ustedes dicen que quieren rescatar personas? ¿Qué solución les van a dar a estos jóvenes? ¿Van a interesarse por su momento actual y por su futuro? No olviden que son los más desfavorecidos. Personalmente me produce un gran desconcierto y decepción que políticas de izquierda sean incapaces de valorar y apoyar un proyecto tan humano que lo único que pretende es "rescatar personas".
El curso ya está iniciado...Ojalá retomen este asunto. Núria Aznar Segrelles, mestra de primària al col·legi Carmelites d'Alcoi
@ARAMULTIMÈDIA - Telèfon: 667671113
Correu electrònic: info@aramultimedia.com