El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

5 maneras de conseguir financiamiento

El emprendimiento es, hoy día, una de las principales vías por las cuales las personas tratan de encaminar su carrera profesional. En los últimos años, la iniciativa privada se ha visto impulsada gracias a la valentía de personas que se han lanzado a la aventura de abrir un negocio para crearse ellos mismos su propio medio de vida y ser sus propios jefes.

Pero como toda aventura empresarial, o toda inversión como podría ser adquirir un inmueble o comprar un coche, se necesita de recursos económicos para lanzarse al camino del emprendimiento. ¿Y como conseguir esa financiación que a veces requiere de cantidades altas? Existen varias formas y detallaremos algunas de las más comunes en el contexto actual. 

1. Créditos rápidos con Credy.es


Los créditos rápidos con www.credy.es son la forma más rápida y eficaz de conseguir financiación. El proceso es muy sencillo y accesible, puesto que está disponible las 24 horas del día. Primero, tienes que entrar en la web www.credy.es y rellenar un breve formulario para no perder tiempo obteniendo la aprobación en el primer intento. 

Encontrarás la mejor opción en tan solo unos minutos, que surgirá entre las docenas de prestamistas en España con los cuales colabora Credy. Recibirás en tu correo la mejor oferta, la más económica, para obtener un préstamo rápido que te permitirá disponer del montante lo antes posible ahorrándote problemas, tiempos y dinero.

2. Préstamo bancario


En comparación con la primera opción, obtener financiación bancaria se antoja como una alternativa extremadamente complicada. Si tu proyecto no demuestra una alta solvencia con un plan de negocio muy detallado, puedes contar con un contundente "no" como respuesta. 

Es más, para poder obtener financiación a través de un banco necesitarás aportar todas las garantías que se te exijan para avalar la cantidad que solicites. Un montante que, además, tendrá que determinarse con total exactitud previamente.

3. Inversores privados


Cuando hablamos de inversores privados, nos referimos a los también conocidos como "Business Angels", traducido literalmente al castellano como "Ángeles de los negocios". Sin embargo, a pesar del prometedor que puede sonar este sobrenombre, apostar por los inversores privados puede esconder más sombras que luces. 

La inversión privada prioriza las ideas y proyectos con potencial, valorándolas por su originalidad, viabilidad y futuro como negocio con alta rentabilidad. Si un Business Angel no cree en tu idea empresarial, se negará a aportar una cantidad económica para darle el empujón necesario y hacerla realidad.

Otra de las desventajas son el alto control y resultados inmediatos que los inversores privados exigen a aquellos emprendedores en los cuales han depositado su confianza y su dinero. Las altas exigencias desde el primer minuto pueden suponer más trabas que beneficios para tu idea de negocio.

4. Crowdfunding


El crowdfunding es una forma de financiación que ha ganado peso durante los últimos años, acompañada del auge de Internet y las nuevas tecnologías. Consiste en, a través de un portal web especializado en esta técnica, exponer tu proyecto o idea y solicitar el dinero a los usuarios, quienes se convertirán automáticamente en tus mecenas al aportar pequeñas cantidades que te permitirán llegar al total. Estos mecenas, una vez conseguido el objetivo, recibirán una compensación no económica.

Cómo se ha dicho, el crowdfunding ha ganado reputación en los últimos tiempos, pero también es una opción que cuenta con sus desventajas. La primera tiene que ver con los problemas fiscales, puesto que en España, para declarar los beneficios a través de este método, tendrás que contar con un gestor especializado en esta vía de financiación.

Además, tendrás que poner especial atención al buscar la plataforma adecuada, tanto para encontrar la que más se ajuste a tu idea de negocio como para evitar caer en estafas. En este sentido, tienes que tener también en cuenta que, una vez expones públicamente tu idea de negocio para convencer a los potenciales mecenas, corres el peligro que otro la copie.

5. Ayudas y subvenciones


Cuando hablamos de ayudas y subvenciones públicas en realidad no estamos hablando de financiación, sino de partidas que desde el Gobierno e instituciones públicas se destinan a impulsar el empleo. Existen subvenciones de diferentes tipos, como las que se dan como ayudas a la Investigación y Desarrollo, ayudas para los autónomos o también para emprendedores jóvenes.

En este punto, lo mejor es que investigas a fondo qué tipo de ayuda o subvención pública se ajusta más a tu proyecto y, una vez lo encuentres, prepares todo el necesario para optar al mismo. Recuerda que el mero hecho de ajustarse a tu idea de negocio no será el único requisito para conseguir la ayuda económica, sino que tendrás que presentar un completo plan de negocio para competir con otros candidatos.

Estas cinco opciones son solos algunas de las cuales puedes valorar para conseguir financiación. También existen otros métodos como acudir las entidades de capital riesgo o, tal vez, la más tradicional de todas: autofinanciarte vendiendo tus pertenencias. No se trata que te deshagas de tu casa y tu coche para conseguir financiación, pero sí que valores qué activos posees que puedas poner a la venta y conseguir el montante económico que, aunque pequeño, sirva como punto de partida para tu proyecto.

En cualquier caso, buscar financiación para una idea de negocio requiere que el emprendedor estudie y analice cada una de las alternativas para encontrar la que más se ajuste a sus necesidades y, sobre todo, en sus posibilidades.