El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Algunos sueños premonitorios de la historia y sus significados

Imatge d'article promocional sobre el significat dels somnis
Article promocional sobre el significat dels somnis

La historia nos habla de sueños premonitorios y sin embargo los científicos siguen negando que estos quieran decir nada. La web oficial del significado de los sueños, mientras, es una de las más visitadas de la red.

Si los sueños son o no premonitorios es algo que se debate desde tiempos inmemoriales y aunque hoy se pueda conocer el significado sueños web oficial y ser consultada la página en cualquier momento a través del móvil o del ordenador, para saber que significa soñar con un ex o hacerlo con nieve, entre otros muchos más, la historia nos habla de sueños premonitorios como el que tuvo José, el hijo de Jacob, al soñar que las estrellas, la luna y el sol se postraban ante él, lo que vino a explicar que luego se convirtiera en uno de los hombres más poderosos de Egipto, tras ser vendido como esclavo por sus hermanos.

De la Biblia nos llega otro sueño premonitorio, esta vez del mismo Faraón egipcio, que soñó con siete vacas hermosas que pastaban alegres entre los campos y de otras siete flacas y desnutridas que aparecían luego, lo que vino a ser siete años de riquezas para la nación seguidos de otros siete de miseria. El hecho de que el Faraón compartiera su sueño hizo que se guardaran bienes de la época de bonanza para poder sobrevivir en la época de pérdidas.

Los sueños premonitorios de grandes celebridades históricas

La reina Olimpia, tras pasar una noche de amor desenfrenado y de pasión con su esposo, soñó que sobre su propio marido había puesto sobre su vientre la efigie de un león en un anillo, lo que vino a ser un anuncio de las victorias que tendría su hijo, Alejandro el Grande.

El mismo Alejandro Magno también soñó, en el año 332 a. C. que un sátiro bailaba desenfrenadamente sobre un escudo pero este compartió su sueño con su intérprete particular quién concluyó que eso no era nada más que el anuncio de una serie de victorias al hacer un ingenioso juego de palabras que deviene de la palabra sátiro. "El tiro es tuyo", le dijo a Alejandro Magno, quién auspiciado por la interpretación asedió la ciudad fenicia de Tiro y logró imponer la victoria sobre ella.

La Revolución francesa la soñó Maria Antonieta, la reina francesa, antes de que se produjera, cuando en sueños se le apareció un sol radiante trás una columna que se desplomó en el acto causando un gran estrépito, mientras que Abraham Lincoln, siendo Presidente de los EEUU de América, soñó que al entrar en el cuarto oriental de la Casa Blanca veía un cadáver amortajado que estaba custodiado por varios soldados. 

Lincoln, en el sueño, le preguntaba que había sucedido a uno de los soldados y este le respondió que el Presidente de EEUU había sido asesinado. Al cabo de pocos días él mismo era asesinado viendo una obra de teatro.

Mark Twain, el escritor, decía haber soñado con la muerte de su hermano Henry y su sorpresa fue que al verle muerto al cabo de poco tiempo, el ataúd y los ramos de flores estaban exactamente igual como él los había visto en su mundo onírico.

Hay quién por el contrario dice que soñar con la muerte de un ser querido no hace otra cosa que alargar la vida de esta persona y el enigma no deja de hacerse cada vez más grande, mientras que los científicos siguen diciendo que nadie ha podido demostrar nada al respecto y que los sueños no son otra cosa que la actividad neuronal dispersa que se da en las fases de vigilia y que no quieren decir nada, pero la verdad es que una pesadilla nos puede echar a perder un buen día.