El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Aprende a mantener tu oficina a la orden del día

Está claro que a la hora de mantener completa una oficina tenemos que contar con muchos más factores de los que inicialmente creemos. Una oficina se …

Está claro que a la hora de mantener completa una oficina tenemos que contar con muchos más factores de los que inicialmente creemos. Una oficina se compone de cientos de cosas distintas, pero sin lugar a dudas, algo que no puede faltar en ella es el material de papelería.

Cuando hablamos de oficinas, la imagen que nos suele venir a la cabeza es la de montones y montones de papeles, desorden, escritorios empantanados de catálogos, papeles, facturas… Un ordenador sobre la mesa, y unos cuantos bolígrafos rondando por ahí.

En primer lugar, lo que tenemos que hacer para poder llevar bien una oficina es mantener el orden. Para esto, se sugieren varias ideas, las cuales se han llevado a cabo en diferentes oficinas y en todas han dado resultados positivos.

Así pues, entre las diferentes estrategias para poder mantener cierto orden y armonía en nuestra oficina se ofrece un método muy clásico. Este consiste en colocar dos simples cartelitos, uno que señale “hecho” y otro “por hacer” o algo por el estilo.

De esta manera iremos colocando los papeles o tareas que ya tengamos hechas en el montoncito de cosas hechas, y el resto, que aún esté sin hacer, tendremos que ir colocándolo en el montoncito de “por hacer”.

Es una forma tan simple que puede incluso llegar a parecer una tontería, sin embargo, sólo tendremos que probarlo para comprobar que es un método sumamente efectivo ya que nos ayudará mucho a organizarnos y a tener nuestra mesa de la oficina ordenada.

 

Encuentra aquí todo el material de oficina que necesitas

En segundo lugar, otra de las cosas que se presentan como imprescindibles para una oficina, es precisamente el Material de oficina. Es decir, todo lo referente a la papelería que necesitas en tu oficina.

Esto es estrictamente necesario, ya que en una oficina son estos materiales los que más se usan diariamente. Ya sean bolígrafos, lapiceros o cualquier otro material para escribir y tomar notas o cualquier clase de papel u otros utensilios.

Es decir, en una oficina siempre necesitaremos varias clases de papel, será muy recomendable tener siempre un número elevado de bolígrafos, ya que puede suceder cualquier imprevisto y siempre tenemos que tener material de reserva.

Además de todo esto, los utensilios para las oficinas también son muy necesarios dentro de éstas. En otras palabras, en una oficina nunca puede faltar las grapadoras, las destructoras, las perforadoras, las calculadoras, las plastificadoras… Incluso las pilas, también es altamente recomendable tener siempre un buen suministro de pilas.

 

La clasificación es el factor clave para mantener el orden

Como íbamos comentando en párrafos anteriores, el orden es lo que debe primar en una oficina para poder llevar a cabo nuestro trabajo eficazmente. Para ello, a parte de los pequeños consejos que podemos aplicar a nuestro día a día, hay materiales en concreto que nos ayudarán un poquito más con el orden.

Se trata, ni más ni menos, de los elementos de clasificación. Es decir, existen varios artículos que nos permitirán tener todos y cada uno de los papeles y archivos clarificados con el fin de encontrarlos en un menor tiempo cuando los estemos buscando.

Entre estos artículos podemos encontrar los archivadores, el modo más clásico de ordenar todos los documentos. Asimismo, encontraremos cajas y archivos definitivos y carpetas de muchos tipos. Dependiendo de la función que vaya a desempeñar la carpeta deberemos elegir un tipo u otra.

Para concretar, existen seis clases distintas de carpetas. Entre éstas, cabe destacar las siguientes. Las carpetas de anillas, las cuales todos conocemos y pueden abarcar un mayor número de documentos. Los sobres de plástico, útiles para casi todo, ya que gracias a su transparencia siempre podremos adivinar qué hay dentro y no nos volveremos locos abriendo más carpetas.

También tenemos las carpetas de gomas, las más clásicas y por último, no olvidemos las carpetas de proyectos, las cuales pueden abarcar una cantidad sorprendente de archivos y documentos.

De modo que, así queda visible la importancia que hemos de darle tanto a clasificadores y archivadores como a todos los artículos que nos harán más fácil el día a día en la oficina. Una oficina no podría funcionar sin todos estos elementos de papelería que tan necesarios son en la actualidad.

Finalmente, poco más queda por añadir, ya que todo lo que resulta ser imprescindible para las oficinas, ha quedado expuesto. Si quieres triunfar en tu trabajo, dota tu oficina de todos estos artículos tan fantásticos. Es hora de actualizar el material de oficina, es hora de hacerse con todo lo nuevo para hacer más fácil nuestro trabajo. Hay que lanzarse sin pensarlo más de una vez y adquirir todos estos nuevos utensilios tan útiles y prácticos.