El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Article d'opinió de Francisco Cantó Coloma, Regidor del Partit Popular en l'Ajuntament d'Alcoi

Francisco Cantó Coloma

Ballar l’aigua

Recurro en esta ocasión a una expresión coloquial valenciana que significa “hacerle la pelota a alguien, seguirle la corriente, adularlo o halagarlo”. Expresa, por tanto, la actitud que justamente un partido responsable en la oposición no debe adoptar. Y es, precisamente, la única que acepta, con agrado, el alcalde de la última década en Alcoy, Antonio Francés.

El cumplimiento de nuestra obligación como principal partido en la oposición obtiene como respuesta, en plenos y comisiones, risotadas fuera de lugar ante las críticas; desprecio y soberbia ante nuestras propuestas; y paternalismo y condescendencia ante las preguntas.

Podríamos creer que ese ninguneo a los 4.756 alcoyanos que, en las pasadas elecciones municipales, optamos por el proyecto del Partido Popular es fruto de una insana rivalidad política llevada al extremo. Pero cuando observamos su actitud ante cualquier reproche, descubrimos que lo que realmente no soporta el equipo de Gobierno socialista es la crítica, venga de donde venga.

Si los vecinos de una calle se quejan por la presencia de okupas se les regaña por no presentar la denuncia correspondiente en comisaría. Si aparecen en un pleno los propietarios de mascotas preocupados por los envenenamientos, como quien no quiere la cosa les responden que han observado que muchos de ellos llevan a sus animales sueltos por ahí.

Si se denuncia la aparición de vertederos incontrolados, creen que lo que se busca es dejarlos en mal lugar ante la opinión pública. Si caen edificios en el centro histórico los propietarios son los únicos culpables.

Si no les bailas el agua, te califican de pirómano o carroñero, sin un ápice de autocrítica. No aceptan que la oposición existe exactamente para eso: fiscalizar su gestión de gobierno, no para adularles y reírles las gracias…que de eso ya se ocupan otros.

Cuando esta legislatura acabe estará a punto de hacerlo el primer cuarto de siglo XXI (imaginamos que con los 600 empleos de Rodes en marcha) y Alcoy sigue sin generar un proyecto con el que afrontar el futuro. Necesitamos un Gobierno que gobierne y una oposición firme, crítica y que exija el cumplimiento de lo prometido. Nosotros cumplimos con nuestra parte. Esperamos que el PSOE cumpla con la suya.