El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps
español Este contenido sólo está disponible en valenciano

9 Errores al escoger un vestido de fiesta para una boda

En principio, ir a una boda es sinónimo de pasarla bien en un evento que celebra la unión de dos en matrimonio, pero antes de llegar a ello, es norma…

En principio, ir a una boda es sinónimo de pasarla bien en un evento que celebra la unión de dos en matrimonio, pero antes de llegar a ello, es normal pasarlo un poco mal con respecto a la elección del vestido de fiesta perfecto, porque puede ser un desafío.

Para que el proceso sea más simple, señalaremos ciertos errores que podrían comprometer tu apariencia y hasta robarle protagonismo a la novia, porque no es la idea.

De hecho, al conocer la información, te sugerimos que entres a anclasmoda.com/45-vestidos-de-madrina-de-boda para que mires los vestidos y selecciones la opción más adecuada para ti.

Querer destacar más que la protagonista

Es natural querer lucir fabulosa en una boda, y con razón, pero recuerda que la novia es la verdadera estrella del evento, y queda de parte de las invitadas entender esto para no querer opacarla.

Evita escoger vestidos excesivamente llamativos o extravagantes que puedan minimizar su presencia. Opta por estilos elegantes y sofisticados que te hagan destacar sin eclipsar a la novia.

Usar un vestido blanco similar al de novia

El blanco es tradicionalmente el color reservado para la novia, y usar un vestido blanco, sobre todo si se asemeja a uno que pueda ser considerado de novia, sin duda será de mal gusto o incluso una falta de respeto hacia ella.

Evalúa mejor colores y estilos que complementen el tema de la boda y deja que la novia sea la única en lucir el blanco en su día especial.

Hacer uso de colores demasiado llamativos

Si bien es importante destacar, el uso de colores demasiado llamativos va a resultar excesivo y poco apropiado para una boda, y si te arriesgas, quizás seas señalada negativamente.

No hagas uso de tonos fluorescentes o combinaciones estridentes que puedan distraer la atención. Opta por colores más sutiles y elegantes que se ajusten al ambiente de la celebración.

Pretender arriesgar más que nunca

En estas situaciones es tentador querer sorprender con un look fuera de lo común, aunque arriesgarte demasiado con la elección de tu vestido al comprar uno contrario a ti, o que esté destinado para otros eventos, como los vestidos de graduación, no será bueno.  

Recuerda que una boda es una ocasión formal y respetuosa, por lo que es importante mantener cierta sobriedad en tu atuendo. Busca un equilibrio entre la originalidad y la elegancia para no llamar la atención de una manera que no sea exactamente buena, pues lo lamentarás.

Ignorar el código de vestimenta

Cada boda puede tener un código de vestimenta específico, ya sea formal, semiformal o casual. Ignorar este código puede resultar en un outfit inapropiado para la ocasión.

Informarte sobre el dress code antes de seleccionar tu vestido y elige uno que se ajuste adecuadamente a las expectativas del evento, porque de lo contrario vas a desentonar.

No considerar la temporada o el lugar de la boda

La temporada y el lugar de la boda también son factores importantes a tener en cuenta al elegir tu vestido de fiesta. Por ejemplo, un vestido largo y pesado puede resultar incómodo en una boda de verano al aire libre.

Por el otro lado, un vestido corto y ligero probablemente se vea inapropiado para una boda de invierno en un salón elegante. Ten en cuenta estos aspectos para hacerte con un vestido que sea excelente para la ocasión.

Descuidar la comodidad

No descuides la comodidad al elegir tu vestido de fiesta, más bien recuerda que estarás usando el vestido durante varias horas, así que es importante que te sientas cómoda y segura en él.

Prueba diferentes estilos y telas para encontrar el que mejor se adapte a tu cuerpo y te permita disfrutar al máximo de la celebración sin preocupaciones o incomodidades, pues sería terrible.

Subestimar la importancia del ajuste

El ajuste apropiado es fundamental para lucir impecable en un vestido de fiesta, por ello evita cometer el error de elegir un vestido que no se ajuste correctamente a tu cuerpo.

Un vestido demasiado ajustado puede resultar incómodo y poco favorecedor, mientras que uno demasiado holgado puede hacerte ver descuidada. Asegúrate de probar diferentes tallas y estilos para encontrar el que resalte tus mejores atributos y te haga sentir segura y cómoda.

Descuidar los detalles del vestido

Los detalles del vestido, como los bordados, las aplicaciones de encaje o los accesorios, pueden marcar la diferencia en tu apariencia general, así que no descuides para nada estos detalles al elegir tu vestido de fiesta.

Mira aquellos vestidos que tengan detalles que realcen tu estilo personal y complementen tu figura. Los detalles bien elegidos van a lograr elevar tu look y hacer que te sientas aún más segura y hermosa en la boda.