El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps
español Este contenido sólo está disponible en valenciano

La declaración de la renta ya está aquí: por qué recurrir a gestoría especializadas

La declaración de la renta tiende a ser uno de los grandes quebraderos de cabeza entre la gran mayoría de los españoles. No es para menos, puesto que se trata de una labor administrativa arduamente liosa que no nos enseñan en los colegios. Debido a ello, te animamos a que recurras a los mejores expertos para que la hagan por ti, garantizando así que todo se resuelve lo antes posible y sin error alguno. Una estrategia inteligente que, además, incrementa las probabilidades de que te salga a devolver y no a pagar. Sobre todo si eres autónomo.

Deja de perder el tiempo con cosas que no entiendes

Tratar de desentrañar cómo funciona la declaración de la renta es toda una odisea. Hacienda comparte desde su sede electrónica una normativa de lo más tediosa de leer; motivo por el que delegar en una gestoria Madrid declaracion renta. Unos despachos que han fundamentado su actividad profesional en este tipo de cuestiones y que tienen una gran experiencia ayudando a los ciudadanos a cumplir con sus obligaciones tributarias.

Si bien es cierto que, con el paso de los años, puedes haber adquirido cierta experiencia en esta materia, la Agencia Tributaria está continuamente cambiando su normativa. Estar al día no es nada sencillo, por lo que nada como ponerse en contacto con quienes conocen todas las novedades que han surgido últimamente. Sin preocupaciones ni fallos: todo se resolverá en tiempo y forma.

 

Un servicio online de primer nivel

Muchas de las gestorías modernas se han percatado de que sus clientes lo que buscan es no perder un minuto más en la campaña de la renta. Debido a ello, operan de forma digital y piden todo lo que hace falta para hacer la declaracion de la renta de manera telemática. Un proceso eficaz que te evitará tener que estar yendo presencialmente a sus respectivas oficinas.

Dicha información engloba la copia del DNI, la clave de datos fiscales de Hacienda, la constancia del matrimonio y de los hijos, el certificado de empadronamiento, el de pensiones y el de invalidez. Según sea tu caso, claro está. Entrega igualmente los justificantes de tus ingresos nominales o del paro, las inversiones inmobiliarias y de acciones o los planes de pensiones. En definitiva, aporta todo cuanto haya sido un flujo de ganancias a lo largo del año.

 

Toda tu información privada en buenas manos

Si tenemos en cuenta toda la información que has enviado, pronto nos percatamos del carácter sensible de dicha documentación. Unos datos que bajo ningún concepto pueden caer en manos de indeseables, por lo que el trabajo de quienes hacen la declaracion renta online ha de estar completamente blindado por protocolos de protección de datos.

En consecuencia, cuando estés buscando una gestoría en la que confiar para que resuelvan este trámite por tu cuenta, presta especial atención a su reputación. De lo contrario, podrían jugarte una mala pasada y terminar derivando en peligrosas estafas. Un trabajo de análisis sobre los diferentes despachos en el que valores como las reseñas de otros clientes o su compromiso sobre la privacidad te ayudarán a tomar la decisión correcta.

 

La importancia de delegar si eres autónomo

Mientras que todo lo que te hemos contado aplica para cualquier tipo de ciudadano, en el caso de los autónomos hay ciertas diferencias que conviene valorar. De hecho, la primera de ella la encontramos en lo que necesita un gestor para hacer la declaracion de la renta; ya que los trabajadores por cuenta propia tienen la posibilidad de desgravar los gastos asociados a su actividad económica.

Así pues, más allá de enviar todos los datos previamente comentados y la información sobre tu RETA, tocará hacerle llegar las facturas que has ido percibiendo durante todo el ejercicio fiscal. Ellos sabrán cuáles realmente descuentan el volumen de ingresos y en qué casillas se van a ubicar. Con las gestorías y sus trucos tributarios, siempre legales, el ahorro está garantizado; manteniendo en el proceso la máxima estabilidad financiera posible.