El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps
español Este contenido sólo está disponible en valenciano

La importancia de la logística en la exportación e importación de mercancías

La logística abarca todos los pasos del transporte, desde su origen hasta su destino, y busca siempre la excelencia y la eficiencia para que todo llegue en tiempo y forma; además que se beneficia de todas las mejoras tecnológicas e innovadoras del sector 

La exportación e importación de mercancías está a la orden del día en todo tipo de mercados. Son cientos de miles las toneladas que se mueven por todo el mundo de multitud de productos. Esta actividad es imprescindible para el desarrollo de los países, así como, entre otras muchas cuestiones, para su crecimiento económico gracias a la expansión que adquieren empresas de cualquier sector. Sin olvidar, también, de la cantidad de empleos que supone el transporte de productos, ya no solo para los propios transportistas o las empresas, sino que da pie al crecimiento en los campos de la innovación y el desarrollo tecnológico. Así, el sector de la logística y el asesoramiento integral son áreas de suma importancia para el óptimo desarrollo de todo el proceso.  

Además, como en cualquier actividad, se requiere un conocimiento previo, así como tener una experiencia solvente, para que el proceso de la exportación e importación de mercancías se logre de una manera sobresaliente y sin contratiempos. Una de las cuestiones que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar la actividad es que es necesario conocer las distintas regulaciones y normativas en torno a la aduana que existen en cada país, así como la documentación, restricciones, impuestos y otros aspectos para llevar con éxito cualquier transporte. 

De esta forma, el conocimiento de los servicios aduaneros se antoja imprescindible para hacer cualquier transporte de mercancías. Por ejemplo, en Grupajes Alicante ofrecen diferentes servicios de aduanas como la tramitación ante los distintos organismos competentes; la asistencia en las inspecciones; o los despachos de exportación, importación y tránsito centralizado, entre otros. 

La logística, un papel crucial

Sin duda alguna, la dimensión de todo lo que supone el transporte de mercancías para exportar o importar, se sostiene gracias a una logística de calidad. La logística, en este caso, juega un papel crucial en esta actividad, ya que abarca todos los pasos del transporte, desde el origen hasta el destino. Un ejemplo de la importancia que tiene la logística en la exportación e importación de mercancías es la eficiencia que se consigue en la cadena de suministro, es decir, que el transporte sea óptimo en tiempo y en forma, y que los productos lleguen en perfecto estado.

El ahorro económico también va ligado a una logística de calidad, es decir, cuando hay una planificación de todo el proceso que va a tener lugar. De esta forma, el empresario reduce costes que después puede invertir en otro tipo de cuestiones. Asimismo, la logística también juega un papel crucial en la organización del inventario de productos. De esta forma, se consigue una eficiencia en este apartado. Por otro lado, la innovación y el desarrollo tecnológico permite que la logística ofrezca herramientas para hacer un seguimiento y control del transporte de las mercancías. Por último, una buena logística juega un papel imprescindible para hacer frente a los obstáculos que aparezcan.

Servicios de calidad 

Para beneficiarse de servicios de calidad en estos aspectos siempre se puede contratar a empresas que realizan un trabajo integral, como es el caso de Grupajes Alicante, que son especialistas en aduanas y logística para importar y exportar. Son agentes y consultores aduaneros que están especializados en el sector agroalimentario, cárnico e industrial y que cuentan con más de 30 años de experiencia. 

La empresa ofrece servicios aduaneros para exportaciones e importaciones de mercancías, y servicios logísticos integrales a medida en sus instalaciones. Sobre esta última cuestión, realizan funciones como el diseño de la cadena de suministro; optimizar las rutas de transporte; gestionar la mercancía y el inventario; asegurar que la mercancía llegue en el momento correcto; y garantizar el buen tratamiento y condiciones óptimas de los productos. Además, se adaptan al cliente en todo momento, se amoldan a todas las circunstancias y siempre cumpliendo la normativa y reglamentos que existen en la actualidad.