El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps
español Este contenido sólo está disponible en valenciano

Recomendaciones para planificar vacaciones con niños

Cuando se tienen niños, planificar vacaciones se convierte en una tarea que demanda especial atención por los detalles, búsqueda de la creatividad y de cumplir las expectativas de toda la familia en el destino elegido.

Por esa razón, tener en cuenta algunos aspectos para garantizar la diversión y el aprendizaje de los niños durante las vacaciones familiares será fundamental para que la experiencia general sea positiva.

Dejar todo en manos de una agencia especializada en el tema

Las agencias de viaje temáticas están de moda. Y no porque sean un invento reciente, sino porque las personas se han percatado de sus inigualables ventajas en cuanto a la planificación de actividades para toda la familia. Pero, cuando se trata de planificar vacaciones con niños, lo mejor es buscar las opciones de vacaciones con niños con Planeta40, una de las mejores agencias de viaje especializadas en planificación de vacaciones familiares.

La principal ventaja de contar con ellos es que todos los planes están pensados para satisfacer la creatividad, la felicidad, la curiosidad y la diversión de los niños, pudiendo los padres escoger planes y actividades de acuerdo al presupuesto, a la cantidad de días que estarán en el destino, a la época del año, pero sobre todo, a la edad y a los intereses o gustos de los niños. De esa manera, se asegura por encima de todo que los niños se van a divertir en la actividad que se ha escogido.

No por ello, claro está, los planes organizados por agencias como la citada dejan por fuera a los padres, sino que, por el contrario, todas las actividades, todo el itinerario, está pensado para que tanto grandes como chicos puedan disfrutar a partes iguales.

¿Cómo planificar las vacaciones con niños por cuenta propia?

Es posible que se quieran personalizar los itinerarios o se quiera ir por libre en las siguientes vacaciones. Y hay que tener una serie de criterios para no equivocarse:

  • Primero que nada, es necesario revisar las actividades, involucrando a los niños en la planificación, para que luego no se aburran o terminen haciendo cosas que ni siquiera les interesa hacer.

  • Enfocarse en actividades al aire libre, que despierten su creatividad, su sentido de la imaginación y de la interacción social.

  • Un aspecto crucial al planificar las vacaciones con niños es que ellos “trabajan” a un ritmo distinto. Se cansan más rápido a veces, se aburren mucho por momentos, se sobrecargan o sencillamente no quieren parar de hacer todas las actividades. Cada niño es diferente y planificar con base en ello será una garantía de éxito.

Razones para priorizar las actividades para los niños en las vacaciones

Lo ideal es que toda la familia disfrute. Desde luego. Pero eso no quiere decir que no sea una buena idea priorizar muchas actividades para que sean los niños los protagonistas de las mismas:

  • Se fomenta el desarrollo integral de los niños. Sobre todo en planes vacacionales con actividades que estimulan sus capacidades y habilidades físicas, cognitivas o sociales.

  • Los niños siempre recuerdan de mejor manera los viajes familiares en los que se divirtieron o compartieron experiencias maravillosas. Para los padres, es una manera indudable de fortalecer el vínculo familiar.

  • Enriquecer su cultura, costumbres, conocimiento y agradecimiento mediante la exposición a nuevos contextos. En la actualidad, viajar es para los niños un aprendizaje importante, y más aún si gran parte de las actividades están pensadas para ellos mismos.

  • Dependiendo de las actividades escogidas, se fomenta el contacto con la naturaleza, las actividades físicas recurrentes, la alimentación saludable, y todo eso generará hábitos de vida que le beneficiarán a largo plazo.

Cada familia tendrá sus prioridades al momento de planificar las vacaciones. Sin embargo, si se tienen niños, ellos deberían ser una prioridad dentro del itinerario o al menos tener una cantidad de actividades que permitan que se diviertan y se sienta bien. Un error común, y que no debe cometerse, es esperar que los niños se diviertan “porque sí” en el destino al que solo querían ir sus padres.