El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps
español Este contenido sólo está disponible en valenciano

¿Sabías que es posible estrenar coche cada varios años?

Incluyendo seguro a todo riesgo, reparaciones o vehículo de sustitución

Se suele decir que, tras la compra de una casa, la del coche es la segunda inversión más cara que se hace en un hogar. Pero por suerte están surgiendo fórmulas que hacen más llevadero este gasto. Por ejemplo, con Total Renting se puede conducir un Fiat 500 con todos los gastos incluidos y sin pagar entradas. Este vehículo de la marca italiana es uno de los modelos más deseados por su atractivo tanto estético como de precio. 

Cada vez hay más personas sumándose al renting como una forma de tener un vehículo propio pero esquivando las ataduras que suponen comprar uno. El renting es una especie de alquiler de coche del que todos conocemos pero a largo plazo, y con la oportunidad de cambiar posteriormente por otro modelo si se quiere. Por lo general el compromiso de permanencia es de entre dos a cinco años, y están surgiendo modalidades flexibles que permiten interrumpirlo antes. 
 

Como casi todos los trámites que se hacen hoy en día, el renting de un coche puede gestionarse  de manera online. Cómodamente y desde cualquier dispositivo con conexión a internet, se pueden comparar modelos y precios estudiando bien cada opción y se puede solicitar en tan sólo unos minutos el que se necesita y recibirlo rápidamente. Desde luego mucho más rápido que si se quisiera comprar en un concesionario, para lo que en estos momentos hay listas de espera de muchos meses hasta la entrega del vehículo. 
 
Con esta fórmula los conductores pueden acceder a modelos que de otra manera no podrían, ya que por esta vía no hay que pagar entrada sino solamente la cuota mensual pactada y que incluye absolutamente todos los gastos salvo el combustible (o la recarga en el caso de un vehículo eléctrico). 
 

El renting ofrece mucha tranquilidad


Se están produciendo cambios en la limitación de la circulación de determinados vehículos en algunas ciudades. Si a eso se suman los retrasos en las entregas y la rápida depreciación de un vehículo cuando se compra en propiedad; no parece una buena idea comprar un coche. La reventa de ese vehículo no será ventajosa. Compensa más una fórmula como puede ser el renting. 
 
Con la opción del renting se paga por un servicio que tiene el coche con todos sus gastos incluidos. Están cubiertos desde el seguro a todo riesgo hasta la ITV o el impuesto de circulación, pasando por posibles visitas al taller, revisiones o el cambio de neumáticos. El coche no es de propiedad pero mientras dure el contrato se siente como si lo fuera. 
 

Son todo ventajas

Mediante la fórmula del renting se paga una cantidad fija de dinero cada mes. Esta cuota no varía, así que no hay sorpresas desagradables. Tampoco hay que estar pendiente de cuándo toca abonar la cuota del seguro o de negociar su renovación o en su caso buscar otras alternativas, porque del seguro a todo riesgo ya se encarga la empresa de renting. 
 
Es una forma de ahorrarse también todos los trámites administrativos que conlleva comprar un vehículo, matricularlo o añadirle algún elemento extra. El mantenimiento preventivo a nivel mecánico del coche y alguna revisión suplementaria también están incluidos, así que se puede tener la tranquilidad de que el coche está siempre en buenas condiciones para realizar una conducción segura. En el caso de que haya alguna avería, el paso por el taller está cubierto, y algunas opciones dan la posibilidad de tener un vehículo de sustitución. 
 
Si se hacen cuentas esta fórmula, que tiene cada vez más adeptos, definitivamente sale rentable.