El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps
español Este contenido sólo está disponible en valenciano

Article d'opinió de Kiko Cantó, regidor del Partit Popular a l'Ajuntament d'Alcoi

Kiko Cantó

The Wall

Aquí, el Pink Floyd que construye un muro para huir de la realidad, es el gobierno municipal y lo está ampliando para mantener a medio Alcoy y a sus …

Aquí, el Pink Floyd que construye un muro para huir de la realidad, es el gobierno municipal y lo está ampliando para mantener a medio Alcoy y a sus representantes políticos, lejos de la gestión diaria de la ciudad.

Y aunque todos sabemos, que en el lenguaje del señor alcalde y su equipo de gobierno, lo mismo da, construir un muro que juntar cuatro vallas con bridas, utiliza este parapeto, para vivir en el mundo imaginario que sus asesores le describen en las redes sociales, apuntándose como propios, los éxitos de otros, desde AITEX a las fiestas patronales, haciendo pasar como suyas  las inversiones que a Alcoy destinan las administraciones autonómica y provincial , presumiendo del aumento de facturación de las empresas privadas , algo en lo que él, no sólo no tiene nada que ver si no todo lo contrario (las  ahuyenta con su presión fiscal y ausencia de suelo industrial), su desfachatez llega tan lejos que se resguarda detrás de los trabajadores de la limpieza, para huir de las críticas vecinales sobre el mantenimiento de la ciudad.

Pero a pesar de que Antonio Francés fue el autor de la mítica frase “el tiempo de Pedro Sánchez ha pasado “, ahora, converso al sanchismo, quiere imitar al amado líder en su afán por situar a la mitad de la población detrás de un muro y se empeña en hacer oposición a la oposición, enviándonos a algún estómago agradecido para que nos mande callar. El Partido Popular, representa a tantos ciudadanos como ellos, alcoyanos libres de toda tacha  que, con su esfuerzo diario y el pago de sus impuestos, contribuyen a levantar la ciudad cada mañana y que nos eligieron como sus portavoces en el ayuntamiento,  es por tanto, no sólo nuestra obligación, sino también nuestro derecho, fiscalizar la acción del gobierno y denunciar todo aquello que creamos conveniente. 

Detrás de ese muro que levanta el gobierno, nos encontramos la oposición política y todos aquellos colectivos que le llevan la contraria; especialmente sangrante la riña que le dedicaron a los vecinos de la Zona Alta y sus pancartas reivindicativas. Se encuentran también, los afectados por la peatonalización y sus consecuentes multas ilegales (que no piensan devolver), los perjudicados por el carril bici, por la falta de mantenimiento de la ciudad, los trabajadores del ayuntamiento, los del autobús urbano y hasta los jugadores de pilota, que osaron utilizar a la oposición para pedir un trinquet.

Por más que quieran ocultarse y ocultarnos, la verdad acaba mostrándose en toda su crudeza y más allá del muro, fuera de su torre de marfil, en el salón de plenos, las demandas vecinales y la composición de la corporación municipal, acaban por imponerse, ante la tozudez de quien se resiste a escuchar a todos aquellos que no le bailamos el agua. Antonio Francés lleva perdidas varias votaciones (la del trinquet es sólo una de ellas), esta legislatura se le puede hacer muy larga y por ende poco productiva para la ciudad, si no derriba, él y su socio nacionalista, el muro y empieza a atender las demandas de los legítimos representantes de la mitad de Alcoy.

P. D. ¡Compromís! Another brick in the wall