El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

¿Cuáles son los costes imprevistos que pueden arruinar una reforma?

Realizar una reforma tiene como riesgo la aparición de costes que pueden surgir de imprevisto, sobre todo cuando no se ha trazado un plan correcto de los gastos. Bien sea por parte de los propietarios o por la empresa contratada, son muchos los aspectos que es necesario considerar e incluir en el presupuesto para así evitar que el proyecto se arruine.

Para empezar, el presupuesto debe incluir de manera detallada todos los gastos que se consideren importantes, sin dejar escapar ningún tipo de detalles. Claro está que no es posible conocer lo que sucederá una vez inicie la reforma, pero mientras más control se tenga sobre ella, menos costosa será.

Si vas a realizar una reforma en Valencia y deseas conocer qué costes imprevistos pueden surgir, es importante tener en cuenta algunos aspectos.

Cambios constantes en la reforma

Uno de los problemas que genera el surgimiento de costes imprevistos es el cambio en los planes. Por ejemplo, la construcción de una columna que no estaba en el presupuesto, la sustitución de piezas, la búsqueda de materiales más resistentes, la preferencia por un diseño distinto, entre otros.

Este tipo de situaciones es más común de lo que se cree. Por lo general, las personas deciden hacer cambios constantes durante la reforma porque no han planeado correctamente lo que desean y, con la sugerencia de un tercero, optan por sustituir lo que estaba dentro de los planes.

Sin importar cuántos cambios se hagan o su profundidad, estos generan un coste imprevisto ya que no fueron considerados desde el principio. A la larga, algunos de ellos podrían requerir tanta inversión que la reforma puede arruinarse. Antes estos casos lo mejor es contar con un plan bien definido que no pueda ser alterado por ninguna sugerencia.

Errores en la acción de los contratistas

Muchos costes imprevistos surgen de errores cometidos por los contratistas. Pueden ocurrir por fallos en las mediciones, el uso de planos viejos, confusiones en los requerimientos de materiales, u olvidar detalles que irían dentro del presupuesto.

Dichos errores se notan, casi siempre, cuando la obra va en proceso, por lo que la solución es invertir mucho más dinero y, por ende, aumentar los costes. Si el propietario no cuenta con el dinero suficiente es posible que la obra se paralice o esté arruinada.

En caso de que sí posea fondos para la inversión, la obra tardará más de lo previsto, por lo que habrá más costes incluso de los señalados por el error. De cualquier manera, la naturaleza del error ayudará a definir de quién es la culpa, y así se sabrá cómo se solventará monetariamente la situación.

Permisos y acuerdos con la comunidad

Un aspecto a considerar para evitar costes imprevistos son los permisos que se solicitan antes de iniciar las reformas. Dependiendo de la dimensión de la misma será necesario pedir al Ayuntamiento ciertos documentos que autoricen la acción.

Pero además de esto, también hay un factor de mucha importancia: la comunidad. Siempre es necesario mantener una comunicación constante con quienes viven cerca de donde se realizará la reforma, para así evitar situaciones que deriven en problemas y paralicen la construcción.

En muchos casos es necesario contar con una póliza de responsabilidad civil para estar preparados si existen daños a las propiedades de los vecinos inmediatos o a algunos de sus inquilinos. Esto forma parte de una serie de acuerdos que deben tenerse en mente, ya que de ocurrir alguna emergencia, los costes serán elevados y se podría arruinar la reforma.

Al final, todo parte de una buena organización y atención a los detalles.