El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

¿Cuándo tendremos una ley anti okupas efectiva en España?

Un okupa es una persona o grupo de individuos que se apropian de manera ilegal de un inmueble, como un edificio, piso, chalet, que se encuentre desha…

Un okupa es una persona o grupo de individuos que se apropian de manera ilegal de un inmueble, como un edificio, piso, chalet, que se encuentre deshabitado en ese momento. El difícil acceso actualmente a una vivienda hace que muchas personas se decanten por esta opción. Suelen hacerlo con lugares abandonados, aunque también pueden realizar esta acción cuando las personas se encuentran fuera de su domicilio por vacaciones o cuando la casa permanece vacía por una larga temporada.

España es sin duda un “paraíso” para los que deciden ser okupas, debido a que sus medidas para detenerlos son mucho más relajadas que en otros países.

Como ejemplos de otros países europeos, en Dinamarca y Suecia solo se necesita un título que identifique al propietario para poder liberar su vivienda. En Alemania se contempla el desalojo de okupas denunciados en 24 horas y en Gran Bretaña con únicamente una sospecha policial se puede actuar directamente, sin necesitar orden judicial y, si existe denuncia, la actuación es bastante rápida.

Por el contrario, el procedimiento en España es bastante tedioso y complicado.

Si tienes okupas en tu hogar deberás buscar asistencia jurídica para que te ayude con los trámites legales. Existen abogados especializados que te pueden agilizar su gestión e informarte paso a paso. En opinionesespana.es puedes buscar opiniones de diferentes usuarios que te orientarán para encontrar un profesional del sector jurídico.

Los pasos a realizar serán la interposición de dos denuncias:

  • Primero hay que presentar una denuncia ante la Policía. Aunque ésto no sirva por sí solo para desalojarlos, ya que necesitas una orden judicial, quizás pueda intimidarlos y, aparte de que los agentes te pueden ayudar con el procedimiento, los okupas podrían tomar la decisión de abandonar el edificio al ver que se han emprendido acciones legales.

  • Presentar una demanda de desahucio ante los tribunales. En este proceso judicial deberás demostrar ante las autoridades que eres el propietario de la vivienda y que los ocupantes no tienen ningún título para residir en ella. Para ello, una vez que tú acredites tu situación, a ellos les notificarán y concederán un plazo para demostrar su ocupación y si ésta es legal. Después de esto señalarán el momento del lanzamiento.

Cuando llega el día del lanzamiento, si no han abandonado la vivienda, la policía procederá a sacarlos del domicilio.

Aunque esto parece un proceso sencillo e inmediato, la realidad es que los juzgados tienen una gran carga de trabajo y entre cada paso puede pasar mucho tiempo (incluso varios meses).

Además, debemos tener en cuenta que la Ley Antidesahucios evita el posible lanzamiento de los okupas. En el Real Decreto Ley 1/2021, de 19 de enero, en su Disposición final Primera se establece una protección a los consumidores y usuarios frente a situaciones de especial vulnerabilidad social y económica, lo que dificulta que podamos desahuciar a los ocupantes de una vivienda.

Mientras tanto, hay varias cosas que debemos tener en cuenta y que no podemos hacer para intentar echar a un okupa de nuestra propiedad, ya que nos pueden perjudicar.

No podemos cortar los suministros de la vivienda ya que el Código Penal lo recoge como un delito de coacciones.

No podemos igualmente cambiar la cerradura, ya que incurriríamos en un delito similar e incluso los ocupantes podrían contactar con la policía y denunciarnos.

No podemos insultar, vejar ni amenazar a las personas que se encuentren en el interior de la vivienda.

No podemos intentar desalojarlos por nuestra cuenta, sin acudir a la Policía.

No podemos acceder a la vivienda si ésta se encuentra ocupada, ya que los okupas podrían denunciarnos por allanamiento de morada. Aunque pueda parecer absurdo, ya que es nuestra propiedad, la ley es así y debemos conocerla, ya que seguro que los ocupantes hacen uso de ella en su propio beneficio.

Por ello es muy importante hacer uso de los recursos que tenemos. Es indudable que la posible ocupación de nuestra vivienda lleve consigo roturas, desperfectos y vandalismos en su interior, por lo que deberíamos visitar un comparador de seguros de hogar y contratar uno que incluya cobertura ante estos destrozos.

Si has tenido la mala suerte de toparte con este tipo de problemas, armate de paciencia y sigue todos los cauces legales para recuperar tu vivienda. Sólo nos queda esperar que mejoren la ley en relación a los propietarios y tengan en cuenta esta problemática en España, teniendo en cuenta otros modelos europeos como los que hemos citado.