El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

El diario de Mireia: Martes 12 de mayo. Día 59, se acerca el primer gran paso

La Plaça de Dins.... lloc desitjat
  • Hacía dos meses que no teníamos esos ratos de conversaciones cara a cara con nuestros seres queridos y en el primer escalón de la desescalada vamos a poder hacerlo.
  • Deberemos consumir como mínimo 5€ por persona y podremos estar como máximo una hora y media sentadas

Cada vez lo veo todo más cercano. Los reencuentros están a la vuelta de la esquina, pero con ellos el Coronavirus de la mano.  La fase 1 significa un pequeño paso hacia delante, pero el simple hecho de permitir reuniones con amigos y familiares hace que nos pensemos que el COVID-19 ha desaparecido.

Es inevitable ver esta libertad que nos han permitido desde el 11 de mayo como el paso que se necesitaba dar para que fuésemos mínimamente felices. Al fin y al cabo estar con los amigos y familiares es lo que queremos ahora, después de haber estado dos meses reflexionado y concluyendo que lo más importante que tenemos son las pequeñas cosas.

 

Hacía dos meses que no teníamos esos ratos de conversaciones cara a cara con nuestros seres queridos y en el primer escalón de la desescalada vamos a poder hacerlo. La expectativa que tenía el domingo era la de siempre: Iirresponsabilidad por parte de la ciudadanía.

No obstante y, a pesar de los casos inevitables, la gente se ha comportado. La Plaça de Dins estaba llena con las mesas distanciadas creando un ambiente de plenitud de espacio con tan solo el 50% del aforo. Por las redes sociales he visto cómo muchos grupos de amigos se han juntado, no obstante nosotras hemos decidido que hasta el viernes no nos veremos. El viernes haremos una excursión juntas y distanciadas y el sábado nos iremos a la Plaça de Dins. Ya tenemos reservado.

Normas para vernos

Nada más hemos conocido la noticia de que se permitía hacer reservas, hemos hecho la nuestra. Así que estaremos puntuales en el De Dins a las 19:30 y nos sentaremos en mesas separadas, pues somos 11 amigas y nadie se ha prestado voluntaria para no venir. Deberemos consumir como mínimo 5€ por persona y podremos estar como máximo una hora y media sentadas, las suficientes para disfrutar de lo que tanto echabamos de menos.

Algunas de mis amigas, ante las imágenes de la plaza llena, siguen teniendo miedo. Una de ellas asegura incluso tener el Síndrome de la Cabaña, miedo a salir de casa -lugar donde te sientes protegido-. En mi opinión debemos hacernos cuanto antes a la idea de que esta situación y ambiente va a perdurar con nosotros quién sabe cuánto y, mientras respetemos las medidas de seguridad recomendables para protegernos y proteger al resto, debemos intentar empezar a actuar con “normalidad”.

Esto supone un reto para todos nosotros, no sabemos cómo actuar y cualquier foco de muchedumbre sin mascarilla, por razones obvias como la de tener que beber una cerveza sin posible protección, asusta.

Una sanitaria fallecida

Tanto los nuevos casos de contagio como las muertes cada día son menores aquí en Alcoy y en el resto de España. Ayer hubo dos contagios y cero muertes, pero hoy ha fallecido una técnica de curas de enfermería del Hospital Virgen de los Lirios, primer sanitario que muere por coronavirus en nuestra área de salud. Recordemos que el maldito bicho aún ronda por nuestra zona, no hay que relajarse.

 

Ante las actitudes de alguna gente por redes sociales compartiendo sus encuentros otra gente ha reaccionado. Enfados, mensajes indirectos que llegan de forma directa sin querer, publicaciones de odio, etc son fáciles de localizar. Bajo mi punto de vista, ha llegado un punto en el que no vale la pena echar en cara a la gente lo que hace mal.

Somos, no hablo por todos evidentemente porque yo también me he llegado a enfadar una barbaridad, suficientemente mayores para saber lo que está bien y lo que está mal. Cada uno que haga lo que le salga de donde quiera que le salga, pues la responsabilidad y las consecuencias se verán reflejadas en su conciencia cuando los resultados de la irresponsabilidad se manifiesten..

 

En cuanto a lo que viene ser mi día… ¡Por fin he comido con mi padre! No tengo palabras, no sé qué escribir realmente…. solo sé que ha sido muy bonito.

 

Hoy además, recibo la noticia de que un familiar mío que está en el hospital (por problemas ajenos al coronavirus) está poco a poco mejorando. Y pronto lo celebraremos con una comida de esas que tanto nos gustan. QUEDA YA NADA.

 

La vida poco a poco empieza a tener color, los días se vuelven diferentes ya sea por el reencuentro con un familiar o con un amigo, el silencio de las calles comienza a ser interrumpido por las voces que se desahogan del confinamiento, y yo me siento rara de tener que vivir por primera vez aquello que solía hacer a menudo hace tan solo dos meses.