El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

El diario de Mireia Martí Expósito. Viernes 3 de abril; día 20: Herramienta comodín del fin de semana

Les paelles de la Universitat de Castelló. Un privilegi que només han viscut per a l història Mireia i les seues amigues
  • Con mis amigas ya no tengo casi de qué hablar. Antes teníamos conversaciones para todas horas. Hablar de cosas diferentes empieza a resultar difícil.

Mireia experimenta situacions noves. Per un costat, acaba de descobrir que és addicta a INSTAGRAM, i també que en estat d'aïllament, la monotonia també és possible. Ja no hi ha coses noves a contar a les amigues. Mesura les conseqüències de tot allò que passa. És cert que no hi haurà més classes presencials a la Universitat, però també és cert que no tornarà a veure a moltes de les seues amigues fins al curs que ve.

Hoy cumplimos la veintena de días confinados y parece ayer cuando veíamos de lejos al virus chino.

Mi día transcurre con total normalidad: clase, deporte, comer, descansar, deporte y algo que se pueda asimilar a un viernes de “Plaça de Dins”.

 

La primera noticia que recibo es la de que no voy a tener más clases presenciales en la universidad, al igual que todos los estudiantes universitarios de la Comunitat Valenciana. Este curso queda presencialmente finalizado, y nos enfrentaremos a los exámenes vía online. Ya veremos como sale eso.

 

Esta decisión no solo afecta a nivel académico sino que también a nivel personal. No voy a poder ver a mis amigas hasta el curso que viene o más. Algunas de ellas en un principio se van de Erasmus y el otro día una decía triste: “Si el Erasmus se hiciese, no os vería hasta dentro de un año….” La incertidumbre abarca más que el coronavirus, que ya es decir, y eso hace que no sepamos aún cuándo será la próxima fecha en que nos encontremos.

 

Siempre que decía que iba a estudiar Castellón la gente se sorprendía, hay gente que desconoce incluso que hay Universidad. A mí personalmente también me sorprendió porque nadie hablaba de ella, pero ahora estoy agradecida de mi decisión final, sobre todo por las magníficas instalaciones que tiene para los grados de comunicación.

Algo que no van a poder disfrutar este año los estudiantes universitarios de la Comunitat Valenciana son las esperadas Paellas. En cambio, los estudiantes de la Universitat Jaume I hemos sido parte de las únicas paellas que se han podido realizar en 2020, puesto que se hicieron a finales de febrero. Menos mal que decidí irme a Castellón.

 

Hoy viernes 4 de abril, el fenómeno Netflix ha impactado de nuevo en nuestras vidas. Las “historias” de Instagram de la gente no hacen más que repetirse: nueva temporada de la Casa de Papel. Nosotras ya nos hemos fulminado 4 capítulos y a este paso mañana nos la hemos acabado.

 

Poco a poco noto a la gente más desanimada, ya van pesando más los días.

Con mis amigas ya no tengo casi de qué hablar. Antes teníamos conversaciones para todas horas: salimos, hablábamos con gente, hacíamos cosas y teníamos temas de qué hablar, pero ahora es lo de siempre, hacemos todos los días lo mismo y ya nos conocemos la rutina de todas. Hablar de cosas diferentes empieza a resultar difícil.

Si hay algo que mantiene nuestras conversaciones activas son los memes y vídeos que corren por internet y sobre todo por Instagram.

Por cierto, hago paréntesis. Me estoy dando cuenta de que la palabra Instagram está muy presente en todos los momentos de mi vida. Me consuela no ser la única viciada porque todo mi entorno está enganchado a la red social pero es increíble la dependencia que tenemos de ella.

 

Volviendo al tema, la gente se aburre mucho y lo demuestra creando memes que nos hacen mantener esa sonrisa. Agradezco de todo corazón a todos los creadores de memes porque no sólo me hacéis reír mucho, sino que también hacéis que se comenten y que no decaigan las conversaciones.

A día de hoy también circulan vídeos por Facebook motivadores . Hoy mismo han subido un vídeo de todos los actos que tiene Alcoy que podremos disfrutar cuando todo esto acabe, pero mientras tanto #quédateencasa.

Llegan las siete y hago videollamada con mi padre y con mi abuelita Duli. Me gustan muchos estos ratitos, la cuenta atrás para que dejemos de hacerlo no tiene que tardar mucho.

Aplaudimos con toda la ilusión del mundo y decidimos montar nuestro chiringuito de la Plaça de Dins.

 

 

Hoy, mi madre, Laura y yo hemos decidido jugar al Cluedo de los Simpsons junto a la típica picaeta precena de los viernes: cocktail de Hacendado y papas tradicionales acompañadas de una cervecita. Este típico viernes me está empezando a gustar mucho, es lo diferente que se está convirtiendo en muy buena costumbre.

 

Para muchos de nosotros, la comida es la herramienta comodín que nos permite diferenciar un fin de semana en la cuarentena.