El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

El diario de Mireia: Miércoles 25 de marzo. Día de reto

  • Debemos recordar que hay mil enfermedades más que siguen acompañando nuestras vidas y muchas veces acaban con la misma. Por esta misma razón hay que apreciar TODO LO QUE TENEMOS, en especial LA VIDA.

La nostra periodista en potència continua amb els seus hàbits de cada dia d'aïllament. Aquest dia 11 s'ha encomanat a Sant Iniesta i ha reflexionat sobre el valor de la vida en conèixer que un dels seus ídols està malalt. Això i moltes coses més.

Despierto a mi hermana como todos los días, como si fuese una marquesa. Me pongo yo el despertador y ella no tiene ningún tipo de mini ataque al corazón por el sonido de la maldita alarma.

He de admitir que soy muy mística en ciertas cosas como en la de pedir un deseo a las 11:11. Todo los días que miro el reloj y, de casualidad marca las 11:11 (no vale esperar a que llegue la hora), pido un deseo pensando en que algún día se pueda llegar a cumplir.  Hoy día 11 a las 11:11 creo que tiene mucho más peso la coincidencia numérica, así que he pedido algo que no voy a decir para que se cumpla.

Lo primero que he visto en las redes sociales es el vídeo que probablemente haya visto todo Alcoy: los bomberos por megafonía dando ánimos a niños, comerciantes, empleados de supermercados y personal sanitario diciendo: “Ánimo niños y niñas de Alcoy, lo estáis haciendo super bien, sois unos héroes quedándose en casa”, “Ánimo a las chicas y a los chicos de los supermercados”, “Ánimo a las chicas de la farmacia, ¡vamos, vamos!..... solidaridad humana insuperable.

Esta podría haber sido la mejor buena noticia del día, pero tampoco quiero olvidar la involucración de las empresas aquí, en Alcoy. Una de ellas es Aitex, el instituto tecnológico que va a fabricar productos sanitarios para toda la Comunitat. Aunque también hay otras como Seripafer, empresa de artes gráficas, que está fabricando unas mascarillas de material PET para contribuir en esta emergencia sanitaria.

Dani Rovira

La mala noticia de hoy que quiero recordar en mi diario, no se relaciona con el COVID-19, pero a mí personalmente me ha entristecido. Esta viene de la mano del actor y humorista Dani Rovira, ha anunciado por redes sociales su diagnóstico de cáncer.

Debemos recordar que hay mil enfermedades más que siguen acompañando nuestras vidas y muchas veces acaban con la misma. Por esta misma razón hay que apreciar TODO LO QUE TENEMOS, en especial LA VIDA con todas sus letras, porque en un momento te abandona y te deja sin ella.

En cuanto a mi día, empieza ya a ser el mismo que el lunes y el martes: despertarse, ir a clase, comer, ver Vivir Sin Permiso, hacer ejercicio, aplaudir, cenar y dormir.

Durante mi cita con el señor Coronado algún ser vivo me ha empezado a morder los pies por debajo de la manta. Efectivamente, mi gatito Simba tenía más ganas de fiesta que de escuchar tiroteos de una serie de narcos, pero como es un cachorrito aún, se ha cansado enseguida y se ha dormido a mi lado.

De hoy me quedo con el rato que he estado con mi hermana haciendo un reto que hemos visto en un post en el Instagram de Andrés Iniesta. Se llama “Plank Challenge” y consiste en hacer una serie de pasos en la posición de “tabla” al ritmo de una canción. Tras dos o tres intentos de coordinación, Laura y yo hemos conseguido hacerlo obteniendo como resultado una imagen de espejismo. Somos y nos movemos igual.

Muchos son los retos que se están poniendo ahora de moda. Algunos consisten en subir fotos de pequeños, con la camiseta del Trail Solidari de Alcoy, en blanco y negro, bailando…. mientras que hay otros más físicos como el “Plank Challenge” o el de la escoba (que también me ha salido y aún no me lo creo).  Aunque también están los de hacerse un hidalgo de cerveza, subir una foto de fiesta de tu peor estado de ebriedad o incluso raparse el pelo.

Dudo que el aburrimiento/desesperación me lleve a hacer algunos de estos últimos, pero si algún día me decido no os preocupéis que lo compartiré.

Durante el aplauso de las 20 h. he podido escuchar de fondo, muy de fondo, que alguien ponía la canción de “Vivir” a la que hacía referencia el otro día. Además, la vecina de enfrente cada día parece que quiera entablar una amistad más cercana a nosotras. No sé por qué pero a veces me da la sensación de que lee mis palabras.

Añoranza de la 'rutina'

Un día normal de marzo, a estas horas de la noche debería estar preparándome el tupper de comida para mañana comermelo en el tren de vuelta a casa. Hacerme la comida en la cocina junto a Ana, mi amiga y compañera de piso, cantando y bailando es otra de las mil cosas que echo de menos.

Pero de eso no tengo preocupación alguna porque aún nos quedan dos años o más en Castellón para cantar y bailar los miércoles por la noche mientras cortamos pepino y tomate y vemos como la merluza que vamos a cenar explota en el microondas.