El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

El diario de Mireia: Sábado 18 de abril. Día 35: 1/19 cumpleaños separados

El cumple del pare
  • Para todos los cumpleañeros es evidente que va a ser un día inolvidable por las circunstancias en las que están teniendo que vivir sus días especiales

Mireia Martí Expósito, la nostra periodista en potència, està cansada. Això de treballar llargues jornades i estudiar, i complir amb el diari... li costarà la Salut. Li ha tocat viure un dia estrany i trist. Per primera vegada en 19 anys, no ha estat amb son pare el dia del seu aniversari.

Un zombie llamado Mireia Martí ayer quería no ponerse el despertador de lo cansada que estaba, quería despertarse sin hacer uso de él. Pero pensando en todo lo que tenía que hacer se lo puso a las 10h para desayunar a las 11h y empezar a hacer cosas de provecho a las 12h.

Y así es como ha ocurrido, pero haciendo caso omiso a eso de “hacer cosas de provecho”. Al final no he hecho nada.

Ayer fue un día muy productivo en el trabajo, hubo una gran cantidad de pedidos que tenían que salir a una hora determinada y la prisa y el saber que tenía que estar hecho en cierto tiempo aceleró más los movimiento, y con ello incrementó mi cansancio.

Este remate final de la semana me hizo que por la tarde estuviera moribunda y no tuviese fuerzas ni para sacar el ordenador y escribir. Probablemente me arrepienta de ello cuando lea mi diario y no vea un día reflejado. Seguro que me entra la curiosidad de saber qué hice ese día, no obstante y visto que se va a alargar la cuarentena, puede que algún día más me lo tome de “vacaciones”.

Como iba diciendo, ni me he tomado la molestia en intentar concentrarme porque sabía que iba a ser absurdo: tengo la mente en blanco, la cabeza me pesa y hablar con Laura me parece una mejor alternativa.

Así que, tal y como lo habíamos pensado hace unos días, empezamos a editar un vídeo de felicitación de cumpleaños de mi padre.

Hoy es la primera vez en mis 19 años de vida que no celebro el cumple de mi padre junto a él. Es muy extraño no poder darle un abrazo fuerte por cumplir un año más, no comer tarta juntos, no cantarle Feliz Cumpleaños… pero lo que más triste me pone es no verle en persona ni hoy ni cada uno de los días que pasan, ya van 35 sin verle.

Por eso, Laura y yo hemos editado un vídeo con fotos y vídeos de antes y ahora pensando en que es el único y mejor regalo que podemos hacerle estando todos confinados, (además de la videollamada de la tarde con toda la familia, donde le hemos cantado y hemos estado charlando y viendo las tonterías de los más peques, como siempre).

Mucha gente está cumpliendo años durante este Estado de Alarma. Para todos los cumpleañeros es evidente que va a ser un día inolvidable por las circunstancias en las que están teniendo que vivir sus días especiales.

No obstante, hay un sector que lo está disfrutando muchísimo: los niños. En muchos casos, la Policía va a sus balcones a felicitarles para que se ilusionen. No hay nada más grandioso para un niño que agentes de Policía - personas que ven como dioses - les feliciten.

Es el mejor regalo que pueden recibir estando encerrados. Pero no solo los niños, también aquellos ancianos que añaden años a sus ya bastantes vividos, como 90, 95 o 100, han sido felicitados por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Situación que mejora

La situación del COVID-19 parece que está mejorando, aún así, Pedro Sánchez en una comparecencia ha informado que el Estado de Alarma se alargará dos semanas más de lo previsto con alguna que otra medida de desconfinamiento desde el 26 de abril, como la salida de los niños.

Este debate abierto tiene dos grandes posturas: la de dejar salir a los niños a la calle o no, puesto que sería un descontrol absoluto: ¿Cómo se controla quién ha salido y quién no? ¿Cómo se controla si ya lleva una hora en la calle?

Sea cual sea la decisión final, las críticas van a estar presentes y eso es algo inevitable. Pero no todo tiene que consistir en la crítica. Viendo las actuaciones del resto de países, podríamos considerar que España es uno de los países con medidas de confinamiento más estrictas. Eso no quita que muchas decisiones se podrían haber hecho mejor, pero contrariamente muchas de las decididas han sido correctas.

En lo que viene a ser en un ámbito más cercano, ayer viernes 17, la situación en el Departamento de Salud de Alcoy mejoró y no falleció nadie por coronavirus. A pesar de ello y, teniendo algún contacto sanitario, sé que la situación es catastrófica ahí dentro. Pero bueno, la noticia es esa y habrá que tenerla en cuenta.

En circunstancias normales, hoy hubiese sido el único y último sábado de filaetes y mañana la Gloria Infantil. Veremos si se comparten por redes sociales iniciativas como las de la semana pasada.

Antes me costaba más aceptar la realidad en días tan señalados, pero ahora veo algo normal vivir sin ello (eso no quita que me siga dando muchísima pena y rabia la situación).

Llegan la 20:00 h. y todo transcurre con normalidad: la canción de Vivir de fondo, aplauso,  “Bona nit, fins demà” de nuestra amiga y para dentro. No obstante, estos últimos días un vecino pequeño con el pelo rubio a rizos - monísimo - busca con sus ojitos a alguien que le diga de forma más personal “bona nit” y como nos ha encandilado, desde hace dos días nos dirigimos nosotras y las vecinas del cuarto para darle las buenas noches al pequeñajo.

Nos entramos a casa y algo diferente sucede cuando de repente veo una foto mia en el balcón aplaudiendo por un grupo de Whatsapp. Alguien nos había hecho una foto, nuestro monitor de los Juniors que nos puede ver desde su ventana. Mañana lo intentaremos buscar y será entonces él el que reciba una foto aplaudiendo desde su ventana.

Sigo estando cansada, pero pensando en no repetir mi catastrófica rutina de hoy, me voy a dormir a las diez para para ver si mañana puedo levantarme más productiva, que aunque lo dudo, lo tengo que intentar al menos.