El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Article d'opinió de María José Valor,

María José Valor

El problema de las contrataciones públicas a pequeñas empresas de la Construcción

Os voy a contar que hay detrás de la noticia de que la renuncia de la empresa aplaza la reforma de Pediatría del Hospital.

Indiscutiblemente los perjudicados vamos a ser todas las familias que, si tenemos la necesidad de  ingresar a un niñ@ en el Hospital, no disfrutaremos de instalaciones adecuadas a los tiempos actuales. El área de Pediatría cuenta con una antigüedad de 48 años y, en ese tiempo, apenas se han hecho pequeñas reformas. Se han ido acumulando los retrasos en el inicio de esta obra que parece que no va a ejecutarse nunca. Ahora se posponen hasta final de año….

En este caso, es una empresa local la que ha renunciado a ejecutar las obras en las condiciones impuestas por la Administración Autonómica.

Hace unas semanas salió la noticia de que la empresa adjudicataria de las obras de los chalets de la Font Roja también había renunciado a las mismas. (Precisamente la misma que ha quedado segunda para la reforma de la Planta de Pediatría)

La licitación del parking del mismo Hospital también tuvo que repetirse porque ninguna empresa se presentó.

La licitación de las obras del puente de San Jorge quedó desierta en primera convocatoria: no se presentó ninguna empresa.

Yo tengo claro el motivo: los proyectos se ajustan de precio excesivamente, la competencia es feroz, los técnicos y la Administración lo saben y se aprovechan. Con eso, las empresas entramos a las obras con dudas de si, al final de la contienda, cambiaremos el dinero o ganaremos algo. Tengo que recordar que no todos somos del oligopolio de las constructoras y nos ganamos la vida honradamente sacando adelante la empresa y pagando las nóminas puntualmente a nuestros trabajadores/compañeros de aventura.

Hay muchas empresas en este sector que están entrando a reventar los precios para quedarse solas en el mercado y, que de aquí a unos años, harán lo que se llamaba suspensión de pagos (más finamente: concurso de acreedores) pero eso parece no importar.

Mientras tanto, otros, con sus sueldos garantizados no empatizan con los empresarios de este sector y siguen "apretando" para conseguir el precio más bajo, el plazo más corto de ejecución y el mayor plazo de garantía. Y luego, la calidad de la obras es la que es….

Pues nada, así nos irá...los que contratamos a personas y generamos empleo somos las empresas y autónomos. La Administración no puede estar siempre subvencionando esos puestos de trabajo. Es insostenible.

En esta partida deberíamos ganar todos...