El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Article d'opinió de Sergio Carrasco Martínez, Portaveu Grup Municipal Socialista d'Ibi

Sergio Carrasco Martínez

España: un Estado social y democrático de Derecho

El artículo 1 de la Constitución, en su punto 1, define a España como “un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiore…

El artículo 1 de la Constitución, en su punto 1, define a España como “un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Eso es España, la misma España que muchos pretenden apropiarse e instrumentalizar para blanquear sus ideales parciales, intolerantes y discriminatorios. Sólo desde este último punto de vista puede entenderse el ataque en redes que ha sufrido la obra Queer Toys, del artista ibense Fefeto.

La obra se compone de tres ilustraciones, dos de muñecas y una de un muñeco, caracterizados con motivos relacionados con el colectivo LGTBI, expuesta en el Museo del Juguete. Según explica la conocida revista Shangay, el autor de la obra, la creó como “una reivindicación […] frente al hecho de que el ayuntamiento de Ibi no quisiera poner el año pasado, con motivo del Orgullo LGTBI, la bandera arcoíris”.

Dicha obra pretende “dar a conocer la diversidad y respetarla”, lo que nos lleva a dos de los valores superiores de nuestra democracia: la libertad y la igualdad. El Museo del Juguete ha aceptado exponer la obra como muestra de “su intención de apostar por la diversidad”.
Estas ilustraciones solo muestran una muñeca cuya sombra de ojos es multicolor, en alusión a la bandera LGTBI, un muñeco con ropa estampada igualmente con el arcoíris y otra muñeca cuya camiseta luce el lema “guerrilla girls”, algo que en ningún caso puede considerarse grotesco ni irrespetuoso. Sin embargo, la web Actuall describe los personajes de la ilustración como “una muñeca convertida en feminista radical, a otra en menor transexual o a un 'click' como un militante LGTBI”, lo que demuestra que, además de homófobos, tienen imaginación. También cargan contra el museo, al que acusan de “asumir el adoctrinamiento LGTBI”. Algunos internautas no han dudado en compartir dichas apreciaciones y mostrar su indignación.

Tanto la Constitución Española como la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Convenio Europeo de los Derechos Humanos y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, prohíben la discriminación por cualquier condición o circunstancia personal o social, entre las que se incluye la orientación sexual e identidad de género. Estas personas que tan agresivamente han atacado esta obra artística, encajan en un perfil determinado, con unas ideas determinadas. Siempre han estado entre nosotros, nunca se fueron, solo se escondían convencidos, como todos, que sus valores antidemocráticos eran vergonzantes. Ahora, la irrupción de la ultraderecha en España, les ha llevado a sacar pecho y creerse con el derecho de suprimir los derechos de los demás.

Desde el Grupo Municipal Socialista de Ibi consideramos acertada y legítima, tanto la ilustración como aquello que la motivó, y por supuesto, mostramos nuestro apoyo, tanto al autor como al Museo del Juguete.  

La España actual no es la de hace 50 años, es un Estado social y democrático de Derecho, que no pertenece a nadie, en el que cabemos todos, incluso ellos, los intolerantes.