El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Etapas de la comercialización de la energía eléctrica

El mercado eléctrico tiene características que lo diferencian de otros y lo hacen especial. Si bien estas cualidades lo catalogaban como un servicio netamente administrado por el sector público, hoy día se puede comercializar y distribuir a través de una empresa privada.

Es un mercado que tiene muchas regulaciones y restricciones técnicas, sin embargo, sus proveedores cuentan con privilegios y tarifas particulares asignadas por el Gobierno, que permite hacer un negocio de éste. Para su comercialización, la electricidad debe pasar por ciertas etapas para llegar a todos los hogares y que sea posible un suministro eléctrico de calidad.

 

Proceso de generación en el mercado eléctrico

 

Toda empresa comercializadora de energía eléctrica es la que se encarga de vender el servicio al consumidor para que llegue a los hogares de forma estable. Esto es posible a través de un proceso de generación de electricidad que el Estado y empresas productoras deben garantizar.

A partir del año 2009 España ha liberado el suministro de la electricidad hacia un mercado privado. Tras esta independencia, el usuario tiene diversas alternativas para contratar a la empresa que le proporcione mayores ventajas, entre ellas, poder elegir aquella que ofrezca el mejor precio electricidad y que tenga un sistema sencillo de contratación.

Así, es posible conseguir la electricidad a precio de coste gracias a Pepeenergy, una empresa que gestiona el servicio para gran cantidad de clientes.

Para que el sistema de comercialización funcione, la generación de energía eléctrica debe asegurarse con estabilidad en el servicio sin diferencias entre un suministro y otro, por lo que las centrales de generación deben trabajar con mayor eficiencia y tecnologías adecuadas.

 

Sistemas de transmisión de la electricidad 

 

El transporte de la energía se hace a través de líneas de transmisión de alta tensión. De acuerdo con la tecnología usada, no es posible acumular la energía en corriente alterna para distribuirla posteriormente, por las leyes físicas que rigen su comportamiento en las líneas de transporte.

Por esta razón, cabe considerar que los sistemas de transmisión son muy vulnerables, lo que puede ocasionar desequilibrios con respecto a los flujos en la inyección y retirada de las cargas eléctricas.

Para controlar esto es necesario un operador, un sistema encargado de inspeccionar la proporción adecuada de inyección de energía de los generadores respecto a la demanda que hacen los consumidores, todo esto administrado en tiempo real, para evitar un desequilibrio en el sistema eléctrico. Es posible así, mantener una estabilidad de la red que proporcione el servicio al instante y de igual manera para todos. 

 

Distribución de la electricidad para llegar a los hogares

 

En esta etapa entran en acción las empresas distribuidoras de energía eléctrica, que cuentan con la infraestructura necesaria para hacer llegar el servicio en las diferentes zonas. Son las compañías responsables de la red de transmisión hasta una localidad, acabando en el contador para el consumo de los usuarios.

Es la última etapa de la cadena comercializadora y la que tiene el contacto con los consumidores, por lo que el proceso de venta es como en cualquier compañía: se ofrece un servicio con sus ventajas de contratación y el usuario elige entre el que más le convenga.

La transmisión y distribución deben realizarse en conjunto para el transporte de la electricidad, sin embargo, son procesos separados por los criterios técnicos en diferencias de tensión de trabajo y respecto a la conformación del mercado. Mientras que la transmisión es parte de una contratación mayorista, la distribución es una comercialización minorista.

 

Responsabilidades que debe tener una distribuidora 

 

A la hora de distribuir el servicio de energía eléctrica a las zonas de contratación, la empresa adquiere responsabilidades importantes:

  • Realizar un mantenimiento continuo de las redes de tensión media y baja que se distribuyen en las zonas que delegan.

  • Deben asegurar la calidad y continuidad del servicio de electricidad.

  • Ejecutar las reparaciones de las líneas de distribución en caso de averías en la localidad.

  • Hacer un mantenimiento a los equipos de media tensión que se encuentran en alquiler para los usuarios.

  • Recabar las lecturas que reflejan los contadores y suministrar la información a las empresas comercializadoras.

  • Llevar a cabo el suministro de altas y bajas de tensión, procesos de cambios de potencia, de titular o tarifas según los requerimientos del cliente.

De ahí la importancia de contratar un servicio de calidad a través de una comercializadora de energía eléctrica.