El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Existen grandes ventajas para los cónyuges cuando el divorcio es por mutuo acuerdo

Emocionalmente, un divorcio suele ser un proceso complejo, sin embargo, cuando la decisión es muy meditada, lo mejor es hacerlo por mutuo acuerdo y que ambos cónyuges se sientan resarcidos

Ha llegado la hora de tomar una decisión, el matrimonio no funciona, la convivencia se convierte en rutina y el acuerdo de fidelidad no ha fraguado, sin duda, lo mejor es divorciarse y seguir un camino por separado. Esta es la tesitura en la que se hallan muchos matrimonios. De hecho, en España, según datos oficiales la duración media es de 16,5 años y desde que se aprobó la ley en 1981 un total de casi 4 millones de personas se han divorciado. 

Por tanto, es una cuestión mucho más habitual de lo que podríamos pensar. En ese sentido, lo mejor es desdramatizar el hecho y convertirlo en una nueva oportunidad. Un nuevo rumbo para volver a ser felices, para iniciar nuevos proyecto y hacerlo con libertad y sin hacer daño a otras personas. 

Por eso, se aconseja una separación de mutuo acuerdo sin abogados, aunque en España, al menos, se necesita la mediación de un letrado para que los términos del divorcio queden claros y para presentar el convenio regulador ante un juzgado o notaría. Pero, sin duda, el mutuo acuerdo es la fórmula más benefactora para las partes de salir lo más airoso del proceso, ya que, tanto uno como el otro participan en el proceso y, por tanto, una vez efectuada la sentencia no habrá escollos que dificulten empezar un camino por separados. 

Otra de las grandes ventajas que ofrece un divorcio de mutuo acuerdo es que acorta mucho los plazos de ejecución de la sentencia y, además, sale mucho más económico para ambos cónyuges. Es más, por tan solo 150€ cada uno es posible proceder a este tipo de herramienta, precio en el que entra tanto el procurador, como el abogado y el IVA. Es una forma sencilla, rápida y poco costosa de erradicar una filiación que no está aportando nada positivo. 

 

La mejor opción cuando hay hijos menores o a cargo

 

Hay que tener muy clara una cuestión, cuando un matrimonio con hijos decide romper, lo que se elimina es el contrato de gananciales generado entre los cónyuges, pero, en ningún caso, desaparecen las obligaciones y derechos de la familia; ya que esta sigue existiendo. Por ese sentido, el contar con un gabinete de expertos abogados de divorcio express ayuda, por un lado, a agilizar el trámite; por otro, que el sufrimiento sea menor y también los escollos emocionales. Porque, por muy bien que se lleven las personas tras un divorcio, siempre implica un cambio radical del uso de la vivienda, de los hábitos familiares, de los encuentros, del compartir espacios… 

Todo eso deriva en que sea muy recomendable para los cónyuges que tienen hijos menores o a cargo que en el divorcio estos sean los que menos sufran las consecuencias. A la par, siempre que las razones no sean constitutivas de un delito, como puede ser la violencia de género, es preferible que los menores mantengan el contacto continuado con ambos progenitores y que, a la par, su entorno habitacional y de confort no cambie o lo haga poco tras la toma de la decisión. 

Por tanto, de lo que se trata, siempre, es de encontrar un equilibrio entre las partes para que vean resarcidos sus derechos. Que una vez que se ha consensuado se firme un convenio equilibrado y, por supuesto, que se cumplan los términos del mismo. 

En definitiva, apostar por una asesoría conjunta mejora el acuerdo mutuo, ya que el letrado tendrá la visión de ambas partes y su labor mediadora fijará puntos de encuentro y también ayudará a hacerlo en aquellas cuestiones más complejas de dirimir, porque, en esencia, esa es su labor. Por fin, conseguir que dos personas se divorcien con los menos complejos y negatividades asociadas a ese hecho habrá sido un verdadero triunfo profesional.