El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Introduce la sostenibilidad en tus regalos de Navidad

En pocas semanas llega la Navidad, y mucha gente está ya pensando en el alto coste que supone una época como esta. Según algunas consultoras, cada es…

En pocas semanas llega la Navidad, y mucha gente está ya pensando en el alto coste que supone una época como esta. Según algunas consultoras, cada español se gastará de media más de 600 euros en el periodo navideño, y las partidas que más inversión suponen son: comida, ocio, viajes y regalos.

Un modo de recortar esta inversión es acudir a regalos que sean sostenibles, y de este modo profundizar en esa idea del consumo responsable. En un planeta en el que ya se ha convertido como algo imprescindible desarrollar un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente, un buen gesto para concienciar a las personas de nuestro entorno es hacer uso de una de las máximas del ecologismo, la regla de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.

¿Cómo conseguir regalos más sostenibles?

El primer consejo es muy conocido. A la hora de comprar regalos es importante dar prioridad a los productos locales y al comercio de cercanía, y siempre que sea posible, productos elaborados a mano que no incluyan materias primas que tengan que recorrer miles de kilómetros.

Esto no solo ayuda al entorno y el medio ambiente reduciendo la huella de carbono, sino que potencia el pequeño comercio local, manteniendo vivos barrios y ciudades, estableciendo redes que vertebran territorios.

En estas fechas, debido a la sobreexcitación que provoca la publicidad, es aconsejable evitar que los pequeños estén expuestos a ese bombardeo continuo de anuncios y que aprendan que no van a ser más felices por tener más juguetes.

Introducirse en los regalos DIY

DIY son las siglas en inglés de Do It Yourself, hazlo tú mismo. Es un principio muy común en trabajos manuales. Los regalos DIY son una forma de potenciar el espíritu navideño, que no es otro que pasar tiempo en familia.

SI todos los miembros dedican parte de su tiempo libre a idear un presente para sus familiares que hayan elaborado por ellos mismos, o que al menos hayan participado activamente en ellos, se reduce el gasto económico y se estrechan los lazos familiares.

Si todavía no nos atrevemos con los regalos DIY, prefiere los regalos hechos con materiales naturales y evita en lo posible los que estén elaborados con plástico o incluyan pilas. El plástico posiblemente acabe en el mar mientras que las pilas seguirán contaminado el planeta durante generaciones.

Intercambio de regalos y libros

Por norma general, los pequeños siempre están muy sobrecargados de juguetes. Esto hace que no siempre le saquen partido a todas sus pertenencias. Suele ocurrir que siempre acaban jugando con los mismos juegos.

Para hacer más potente esa idea de compartir, una práctica cada vez más frecuente es la de intercambiar regalos. Los juguetes que ya no se utilizan pueden tener una segunda vida útil en otra familia.

Esta misma idea, pero desarrollada con más ímpetu, ha de ser puesta en marcha con la temática cultural. Podemos comprar libros de segunda mano o acudir a negocios en los que se intercambien libros de segunda mano y libros de ocasión.

No hay que privar a pequeños y adultos de libros y otros tipos de contenido cultural. El saber nunca ocupa lugar.

Juguetes y contenido educativo y no sexualizado

Uno de los objetivos de un buen juguete es que sea educativo y refuerce conceptos importantes para los pequeños. Así, debemos cuidar el mensaje implícito que tienen determinados productos para los pequeños.

No es aconsejable adquirir juguetes bélicos en casa, ni practicar el sexismo con los regalos. Es importante, además, que todas las pertenencias de los pequeños sean inclusivas, y en el caso de los juguetes, que ayuden a potenciar su imaginación y a mantener relaciones con otros niños.

Evitar o reducir los envoltorios

Es una constante, la de contenedores atestados de envoltorios la mañana de Navidad y de Reyes después de que los pequeños hayan recibido sus regalos. Debemos reducir en la medida de lo posible tanto envoltorio.

El planeta Tierra, y en especial los océanos, se enfrentan a un problema grave con la acumulación de plásticos. Utilizar papel de envoltorio que solo tiene utilidad durante unos segundos es una práctica altamente insostenible.

En el caso de tener que comprar papel para envolver regalos, es preferible utilizar rollos grandes, como el papel kraft, que dura más tiempo, es más económico y genera menos basura.