El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

La importancia del apoyo hospitalario a los pacientes enfermos

España es un país con 46,8 millones de habitantes, según datos aproximados. Si se toman como referencia las estadísticas de los últimos cinco años, e…

España es un país con 46,8 millones de habitantes, según datos aproximados. Si se toman como referencia las estadísticas de los últimos cinco años, en el país existen solo 5,3 enfermeras por cada 1.000 habitantes, 3,8 médicos por el millar de personas y solo 3 camas por esta cantidad de población. Aparte del apoyo psicológico que se les debe suministrar a los pacientes enfermos.

 De esta manera, la logística en cuanto al personal se posiciona como uno de los más importantes para asegurar la integridad de quien el día de hoy yace descompensado por su salud.

Compañía a los pacientes enfermos: una contribución a su estado emocional

Las enfermedades suelen golpear de diversas maneras a las personas cuando estas se encuentran recluidas en un centro asistencial. Uno de los ángulos poco considerados en la soledad a la cual se ven expuestos en vista, por un lado, de las estadísticas reseñadas hace un momento, y por otro de la disponibilidad de sus familiares (porque han de atender sus responsabilidades laborales y diarias).

  En casos de enfermedades degenerativas o terminales este aspecto cobra una importancia mayor al ser un eje primordial que incide en el estado emocional del afectado.

 Decenas son los pacientes que yacen en estas circunstancias en hospitales públicos y privados del país. Para remediar esto, desde hace un par de años ha sido frecuente la demanda de acompañamiento en hospitales llevado a cabo por profesionales cualificados.

 El objetivo de estos en ofrecer asistencia hospitalaria que sirva de apoyo a familiares y enfermeras. Una de los beneficios del acompañamiento hospitalario a las personas enfermas en relación con su estado de salud física y mental son las siguientes:

  • Los enfermos no sienten que están lidiando con una enfermedad por sí solos, sino que se sientes seguros y cómodos con el apoyo que están recibiendo por parte de propios y terceros.
  • El valor humano cobra un sentido más significativo. No solo se trata de suministrarle desde el punto de vista médico lo que necesita para sanar, sino también de escuchar cómo se siente en el proceso para descubrir posibles miedos que siente para así poder orientarlo y reafirmarle una actitud positiva en cuanto a su pronta recuperación.
  • Los adultos mayores, como es natural, son un grupo que requiere mayor atención debido a su particular situación. El factor psicológico en ellos, tratado con suma experticia, suma en plus que favorece a su recuperación o, en caso de estados terminales, a la aceptación de su condición.

Estos tres puntos son solo algunos que deben llamar la atención a todo aquel que se encuentre en una situación con un familiar en este estado. Aunque suene a un cliché, no solo se trata de propiciar la mejora de un paciente, sino de colocarse en los zapatos de este para rodearlo de comodidad y compañía en tiempos de incertidumbre.

Asistencia hospitalaria profesional

Se acaba de mencionar hace unas líneas acerca de los profesionales que sirven de apoyo a enfermeras y familiares en el cuidado y atención de personas enfermas. Muchas son las razones que han incentivado el auge de servicios similares, pero la que ha repercutido de forma directa es la disponibilidad directa y en todo momento que tienen para con el paciente.

 El día a día, el estrés, las jornadas laborales, la atención a la familia y muchas cosas más pueden llevar a que una persona no pueda cubrir todas las demandas que un enfermo requiere. En este punto, precisamente, es donde intervienen el tipo de asistencia mencionada para ayudar con aquellos que lidian con el cuidado de un paciente hospitalizado.

 Resumiendo las ventajas más importantes tanto para los familiares, como para el propio enfermo se pueden mencionar los siguientes puntos:

  • Atención diurna y nocturna según requiera la disponibilidad del familiar o amigo del afectado (con profesionales habituados a laboral a cualquier hora).
  • Entrega de informes detallados sobre las circunstancias más relevantes ocurridas durante el cuidado. Así, no se omitirán sucesos que pueden contribuir a la mejora del paciente (al detectar posibles anomalías, por ejemplo).
  • Acompañamiento físico en todo momento a la persona. Cuando esta requiera de alguien que lo escuche, ahí estará el asistente cualificado para hacer sentir bien desde el punto de vista anímico al enfermo.
  • Reforzamiento a las faenas de enfermeras como controlar las horas de sueño, cambiar el suero cuando la ocasión lo necesite, toma de temperatura, suministro de medicamentos, labores administrativas y demás.
  • Por último, pero por ello menos importante, generalmente los servicios ofrecidos se realizan a un precio asequible que permite al contratante colocar frente al paciente un profesional de calidad.

De esta manera, se evidencia del valor de servicios de este tipo tanto para la salud psicológica del paciente, como para la física. A su vez, sirven para que familiares puedan tomar un instante de respiro ante la constante responsabilidad, tensión y estrés a los que se ven sometidos al lidiar día a día con el proceso.

 El ajetreo de la vida moderna ha evitado en algunos casos que se le dé un valor agregado a la compañía humana en momentos tan cruciales como la enfermedad de un ser querido.  Estos servicios tratan de recobrar ese espíritu perdido con la mira puesta en quien lo está recibiendo.