El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Article d'opinió de AME (Asociación MIR España) de la Comunitat Valenciana,

AME (Asociación MIR España) de la Comunitat Valenciana

La política de silencio de la Conselleria de Sanitat

Los representantes de AME (Asociación MIR España) de la Comunitat Valenciana nos queremos dirigir a toda la población española y solicitar su apoyo e…

Los representantes de AME (Asociación MIR España) de la Comunitat Valenciana nos queremos dirigir a toda la población española y solicitar su apoyo en estos momentos tan críticos para el colectivo médico, en el que los políticos que nos llamaban “héroes” se niegan a sentarse con nosotros a negociar una mejora de nuestras condiciones laborales.

Queremos denunciar públicamente la falta de respuesta de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública i del Govern de la Generalitat Valenciana a las necesidades de un colectivo que ha sido explotado y maltratado. Hemos arrastrado una falta de derechos básicos en la profesión, algo que llevamos tiempo intentando subsanar por las vías legales, siempre sin éxito. El derecho a HUELGA es algo que siempre hemos querido evitar porque nos sentimos responsables del bienestar de la población, pero no encontramos en el momento actual otra vía para que nuestras reivindicaciones, que en última instancia repercutirán en la salud poblacional, sean escuchadas. La administración se ha aprovechado de nuestra buena fe para mantener de pie un sistema deficiente en el que hace mucho tiempo que no se invierten los recursos necesarios para prestar el servicio de calidad que merece la ciudadanía y, con la actual situación de pandemia, se han evidenciado todavía más todas sus deficiencias. Hoy más que nunca necesitamos luchar por una sanidad digna y por un sistema que continúe siendo viable en las próximas décadas.

Estos días hemos explicado en los medios de comunicación nuestras condiciones laborales, como Médicos Internos Residentes, pésimas y denigrantes, faltando a la dignidad profesional. Dado que la mayoría de derechos básicos que solicitamos tampoco están contemplados para los médicos especializados; no sólo faltan a la dignidad del colectivo MIR, sino al de todos los médicos.

Entre las más destacadas, se encuentra el NÚMERO DE HORAS TRABAJADAS, entre unas 200 y 230 horas mensuales (todas las profesiones hacen 160h), algo que es ilegal. Además, sin respetar los descansos ininterrumpidos de 36h de fin de semana. Esto quiere decir, que teniendo guardia un sábado, trabajamos viernes, sábado 24h (¡veinticuatro horas!) y terminamos el domingo a las 8-9h. El lunes por la mañana nos reincorporamos, lo que supone trabajar dos semanas seguidas sin apenas descanso. Nos gusta matizar: trabajamos con vidas humanas. Cansados. Otro de los abusos que sufrimos es la NO COTIZACIÓN de las horas de guardia (que suponen la mitad de las horas mensuales), con un SUELDO BASE INJUSTO (Residente de primer año 1045€ y 10.85€ la hora de guardia, en la Comunidad Valenciana, tras más de 7 años de formación). Nuestra categoría profesional es la A1, somos de las profesiones mejor formadas de este país y de las peor pagadas, no tenemos un sueldo digno, un derecho fundamental. Tampoco nos facilitan la maternidad/paternidad hasta que somos adjuntos, en el mejor de los casos a los 30 años. Es inviable realizando 230 mensuales. 

En el plano formativo, es donde más afectados estamos por la precariedad laboral. Nosotros no somos personal estructural por algo muy sencillo: estamos en formación, especializándonos, y por ello el precio de la hora de un residente es mucho menor al de un médico especialista. La falta de personal médico se cronifica y nosotros cubrimos esos huecos de plantilla, lo que supone una mayor sobrecarga de los médicos especialistas que deben de formarnos (sin recibir retribución por ese trabajo). Si nuestros maestros están desbordados, ¿en qué momento pueden darnos la formación que deberían? La excusa por parte de la administración es que no hay médicos. Pero no están haciendo nada para subsanarlo y eso es lo que también venimos a denunciar. Hay pocos médicos, haciendo el trabajo de los que faltan y encima mal pagados (con todo el dinero que se ahorra la administración en contratos), llevando a cabo docencia e investigación por la que tampoco reciben ninguna retribución. “No hay médicos”, pero siguen sin aumentar las plazas de formación MIR especializada, dejando todos los años a 6000 médicos en la estacada tras acabar una carrera universitaria de 6 años. “No hay médicos”, pero cada año se permite una “fuga de cerebros” de más de 2000 médicos a Europa y a otras comunidades con mejores contratos. La tasa de contratos temporales (para personal indefinido) es altísima y conseguir un contrato indefinido es prácticamente inalcanzable. Además de que estamos echando a los médicos extracomunitarios que acaban su especialización aquí y no consiguen un contrato indefinido para poder obtener el visado de trabajo. Formamos médicos (con el coste que ello supone) que desechamos y contratamos médicos sin especialidad, poniéndolos a cargo de la formación especializada de los médicos residentes y cobrando más que estos. “Necesidades del servicio”, “No hay bolsa de médicos”…y otras excusas que acabamos de explicar y que no se sostienen. La precariedad se sigue viendo como un ahorro y no como un lastre para la productividad y la formación.

LOS MÉDICOS DEL FUTURO AVISAN DEL COLAPSO SANITARIO, somos el último eslabón y si nuestro sistema de formación no funciona es porque la sanidad está en su último aliento. HACEMOS UNA DENUNCIA SOCIAL PARA QUE ACTÚEN YA.

Hasta ahora sólo nos habíamos dirigido a los medios de comunicación para exponer nuestra situación y condiciones laborales, pero la política de silencio de la Generalitat y las mentiras que ha divulgado la Consellera Ana Barceló, nos obligan a apelar a que la sociedad exija a sus políticos coherencia. El próximo martes día 21 de Julio, iniciaremos una huelga de carácter indefinido. Hemos solicitado expresamente a la Consellería de Sanidad Universal i Salut Pública que nos llame a negociar. Esto no ha ocurrido, no se ha sentado a hablar con nosotros para valorar los problemas de la profesión y negociar las mejoras necesarias. NOS HAN NEGADO EL DIÁLOGO Y NOS ABOCAN A UNA HUELGA INDEFINIDA. Es algo que jamás habríamos podido esperar de un partido progresista como se supone que es el PSPV. En incontables ocasiones hemos escuchado a este partido defender el DIALOGO como el arma más potente para disolver conflictos en un Estado democrático. Se supone que defienden los DERECHOS DE LOS TRABAJADORES. Se supone que quieren acabar con la precariedad laboral y la TEMPORALIDAD. Han optado por el silencio. Esta “empresa” que ahora es el gobierno socialista que no nos recibe, ignora la vulneración de nuestros derechos, mira hacia otro lado cuando denunciamos condiciones laborales que repercuten en la seguridad del paciente, vidas humanas. Esta “empresa” que es la Conselleria opta por el silencio y hasta la mentira. Tuvimos que escuchar de boca de Ana Barceló, que “no falta material de protección”, cuando llevábamos una mascarilla reutilizada desde hacía más de una semana. Nos utilizaron para lavar su imagen ante la gestión de esta pandemia y ahora no nos reciben. Hemos sido sus “héroes” pero con capas hechas de bolsas de basura. No olvidamos. Mientras, seguimos sin la cantidad de material necesario y persiste la precariedad en los contratos temporales. Son el pan nuestro de cada día. ¿Os sorprendéis de que cada día más médicos busquen suerte en otro lugar donde se les valore y cuide más? En Francia, por ejemplo, que ha aumentado en los últimos días el salario de los médicos.

Actualmente, nos sentimos estafados y abandonados por un supuesto partido socialista y obrero español que no atiende a los trabajadores a los que él mismo emplea.

Es por ello que, muy a nuestro pesar, nos obligan a amenazar con una huelga. Es por ello que hacemos un llamamiento a la población para que nos apoye. Es por ello que instamos a nuestros políticos a la recapacitación. En especial apelamos a quien nos representa: rectificad, iniciad un diálogo, convocad una mesa de negociación. 

Demostrad que sois el partido del trabajador. No somos héroes. No somos mártires. Somos empleados de una empresa pública y nos desvivimos por atender y cuidar de las personas. Empleados que han dicho basta porque se merecen una vida digna con la que poder cuidar mejor de los demás. Pedimos seguridad laboral, y exigimos que se nos escuche y se atienda a nuestras peticiones.