El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Article d'opinió de Quique Ruiz, portaveu del Partit Popular a l'Ajuntament d'Alcoi

Quique Ruiz

Los hechos cantan

El primer pleno del último año de legislatura ha reflejado el resultado de los 11 años de gobierno del PSOE de Antonio Francés en Alcoy. Los asuntos …

El primer pleno del último año de legislatura ha reflejado el resultado de los 11 años de gobierno del PSOE de Antonio Francés en Alcoy. Los asuntos tratados en la sesión han mostrado ejemplos clarísimos de la desidia, la provisionalidad y la ineficacia con la que los socialistas vienen gobernando la ciudad durante hace más de una década. Los hechos cantan por sí solos. No caben interpretaciones.

El primer ejemplo es el cambio en el presupuesto para disponer de dinero con el que solucionar los problemas de estabilidad de la ladera del polígono de Santiago Payá, de su acceso y el de Sant Benet. Pese a que los problemas se produjeron en 2012, la indolencia del PSOE ha consentido que, literalmente, la ladera se viniese abajo, poniendo en riesgo a las industrias de la zona, para reaccionar y tomar medidas.

Diez años ha tardado el PSOE en plantearse una solución definitiva que, además, pretende ejecutar por fases por su elevado coste: 1,6 millones de euros. El mensaje es claro: los problemas económicos del Ayuntamiento impiden acometer la obra de un tirón. No obstante, el alcalde debería explicar a los alcoyanos si no le parece caro haber pagado 220.000 euros en el alquiler de los terrenos por los que pasa el acceso provisional al polígono. Y también debería explicar por qué tiene guardado en el cajón desde 2017 el proyecto con el que solucionar los problemas de esa zona.

La segunda muestra de la ineficacia del gobierno del PSOE ha sido el cambio en el compromiso para construir un pabellón de gimnasia artística, un proyecto que figura en el presupuesto desde 2016. Los técnicos ya alertaron en noviembre de que la opción de construir el pabellón junto a la Escuela Oficial de Idiomas, como parte de un futuro colegio, era ambigua y falta de concreción. Ahora lo es todavía más después de que la Conselleria de Educación matice que ese pabellón dejará de ser para la gimnasia cuando las necesidades educativas lo requieran. Es decir, que el Ayuntamiento de Alcoy le va a construir parte de un eventual colegio a la conselleria sin tener plenas garantías de que el pabellón lo puedan utilizar los gimnastas. La gestión del PSOE no puede ser más caótica.

El tercer ejemplo que el pleno deja de la desidia de la década de gobierno del PSOE es la aprobación del pago por objetivos a la empresa que se encarga de la recogida de residuos y de la limpieza de las calles. Después de estar más de la mitad del contrato sin control por la indolencia del PSOE, el año 2021 fue el primero en que sí hubo auditoría. El resultado es una penalización de 23.000 euros a la empresa por no haber cumplido el contrato.

La lógica invita a pensar que, de haber habido control en 2019 y 2020, los auditores hubiesen detectado esos incumplimientos. Y, por tanto, el Ayuntamiento hubiese rebajado en esos 23.000 euros anuales el coste del servicio.

Por ese motivo el PSOE está en la obligación de explicar a los alcoyanos por qué ha consentido pagar 46.000 euros a la empresa por no haber puesto en marcha el sistema de control desde el primer día de vigencia del servicio.

Y, por último, el caso que corona la evidencia de un gobierno anclado en la interinidad, la dejadez y la ineficacia es la tercera prórroga del servicio de abastecimiento de agua. El PSOE tuvo nueve años para evitar que el contrato venciese en el año 2020. Lejos de dejar solventado el nuevo contrato en tiempo y forma, ya lleva agotadas dos prórrogas sin haber renovado la concesión.

Mientras, los alcoyanos pagamos un dineral por un servicio obsoleto que tiene por renovar el 43% de la red y más de la mitad de los contadores. La indolencia del PSOE le lleva a empalmar prórrogas a pesar de que la red pierde cada año un millón y medio de metros cúbicos. O lo que es lo mismo, se pierde el equivalente a todo lo que aporta el acuífero de El Molinar.

La provisionalidad de servicios básicos también afecta al autobús, con toda la flota por renovar, y a la recogida de residuos. Pasan los años y no llegan las soluciones.

Después de una década de apatía en la que el PSOE ha dejado caer la ciudad, ahora llegan las prisas, con medidas de emergencia planteadas de golpe en un solo pleno. Como principal partido de la oposición, el Partido Popular no puede más que ser crítico con esta forma de gobernar. Ahora bien, como ha quedado demostrado en el pleno, el Partido Popular tiene vocación de ayudar a mejorar la situación de la ciudad. De ahí que no se haya posicionado en contra de las propuestas del Gobierno. El PSOE nos encontrará siempre dispuestos a colaborar en la resolución de los problemas de la ciudad. Pero es necesario un cambio de actitud que deje de lado la apatía y la inacción (menfotisme, lo llamamos en Alcoy) y abogue por una gestión eficiente que contribuya a dar respuesta a los retos a los que se enfrenta desde hace años esta ciudad.