El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Mejorar los espacios con toldos

La protección que ofrece contra los rayos UV es considerable, lo que ayuda a mantener la salud de los que están bajo el toldo.

Sirven para disfrutar aún más los espacios abiertos de tu casa, jardín o terraza durante casi cualquier clima.

Durante alguna época del año, las temperaturas se vuelven lo suficientemente elevadas como para no permanecer con comodidad al aire libre. Para que esto sea posible, se pueden proteger los espacios exteriores contra la luz solar, lo cual no resulta nada complicado con el toldo adecuado.

Ventajas que aportan

La primera y más fácil de ver, es que los toldos dan sombra únicamente cuando es necesario, en vez de tapar el espacio con un techo de cemento, lo que le quitaría carácter al lugar. Con un toldo, los espacios exteriores se vuelven atractivos de visitar, tanto para los de de una casa como para negocios como los restaurantes. Así es muy económico aumentar de tamaño la zona habitable, al mismo tiempo que se garantiza que no se pierda en realidad nada de la vista hacia fuera.

La protección que ofrece contra los rayos UV es considerable, lo que ayuda a mantener la salud de los que están bajo el toldo. Además, el contacto continuo y directo con el sol hace que los muebles y tapicería se destiñan y desgasten, por lo que también viene bien para alargar la vida útil de estos elementos.

En www.toldoscostablanca.com hablan sobre otras características resaltantes de los toldos. Su tela se puede limpiar a mano con agua y jabón de cualquier tipo, por lo que son fáciles de mantener. No contaminan en lo más mínimo, algo que es vital para aportar al medioambiente. 

De hecho, instalar un toldo contribuye a tener un mejor ahorro de energía puesto que es un elemento que sirve para regular la temperatura. Si ofrece sombra, el calor es menor, al igual que se puede retraer el toldo cuando el clima sea frío para que el sol caliente ligeramente el ambiente.

Tipos de toldos

Lo mejor para escoger un toldo es saber qué ofrecen los diferentes tipos y escoger el que mejor se adapte a las necesidades que se pretenden cubrir. La variedad es bastante grande, y los hay para diversas situaciones que se puedan presentar.

Los más fáciles de utilizar para exteriores son los toldos automáticos debido a su comodidad indiscutible. Se accionan con un mando a distancia o con un teléfono inteligente. Incluso, se puede utilizar un programa para configurarlos de manera que bajen sin tener que dar la orden, lo que resulta muy útil en caso de que estés fuera de casa y las condiciones adversas hagan que sea necesario subirlos.

Vienen con sensores de luz que los accionan automáticamente para mantener el lugar fresco cuando el sol sea lo suficientemente potente, y sin que se deban activar a mano. Además, se puede añadir una tira led en el interior del toldo para que haya suficiente iluminación en caso de que se quiera dejar extendido incluso durante las noches.

Los toldos de pérgolas son los más populares para terrazas y sitios como restaurantes y bares, ya que resguardan muy bien de las adversidades atmosféricas, de manera que se cree un clima interior agradable. Es posible instalar complementos como lo son la iluminación artificial y la calefacción. Vienen en diferentes formas y medidas para que sean adaptables a las necesidades de cualquier cliente.

Los de vela son aptos para ser instalados en lugares abiertos siempre que se puedan poner los puntos de anclaje necesarios para sostener el velamen. Esto abre la posibilidad de colocarlos en terrazas y jardines. Vienen en diferentes perfiles, triangular, cuadrado y trapezoidal, para que se puedan adaptar a la forma deseada. Su diseño los convierte en una de las opciones más atractivas.

Por otro lado, los toldos verticales son una solución muy buena para instalar en los balcones, puesto que son muy sencillos de instalar, y se pueden pedir de diferentes anchuras y alturas. Son ideales para los balcones que estén demasiado cerca unos de otros, y evitar que el calor traspase a la casa.