El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Article d'opinió de Jonathan Lluch, membre de noves generacions del PP d'Alcoi

Jonathan Lluch

Ni interés ni sensibilidad

Los colectivos sociales que trabajan en Alcoy son una muestra de la gran ciudad en la que vivimos. Por el contrario, el escaso apoyo que estas entida…

Jonathan Lluch, Quique Ruiz i Amalia Payá amb el president de Ponts d'Igualtat, Aitor Pla. Imatge facilitada pel PP

Los colectivos sociales que trabajan en Alcoy son una muestra de la gran ciudad en la que vivimos. Por el contrario, el escaso apoyo que estas entidades reciben por parte del Ayuntamiento representa la cara más oscura: la de la nula sensibilidad política con la que nos gobierna el PSOE. 

Hace unas semanas visité Ponts d’igualtat. Pude conocer de primera mano todo el trabajo de esta entidad dedicada a defender los derechos del colectivo LGTBI. Para la ciudad es esencial contar con un servicio de estas características.

Lo que me entristeció muchísimo fue comprobar que el Gobierno local del PSOE de Alcoy y, en concreto, la concejal de Igualdad, no muestra interés ninguno por ayudar o apoyar a este tipo de instituciones, lo que sí están haciendo otras instituciones públicas de otros municipios. 

Otras localidades han aplaudido el proyecto de Ponts d’igualtat. Han acogido esta iniciativa con los brazos abiertos, mostrándose  participativos y abiertos a la cooperación. Sin embargo, el Gobierno local de Alcoy, ha mostrado desde el inicio total pasividad, dificultando la comunicación entre ambas partes y, lo que es peor, intentando alejarse lo máximo posible de una colaboración conjunta. Resulta increíble el trato hacia una entidad que ofrece un servicio que no hace más que ayudar a sus propios ciudadanos. 

La implicación de las instituciones públicas es fundamental en estos casos. Por eso es una pena que la concejal de Igualdad del Ayuntamiento no haya manifestado una mínima voluntad de implicación en este proyecto que abandera Ponts d’igualtat. En otras palabras, desde su fase de creación, momento en el que se esperaba una cooperación conjunta, la respuesta del Gobierno local  fue dejar a la asociación a su suerte, sin apoyo ni ayuda de ningún tipo. 

El resultado es que todos los logros conseguidos por la entidad y todos los servicios que ofrece quedan al margen del Ayuntamiento. Ahora bien, el Gobierno local no renuncia al colgarse las medallas de esos logros, atribuyéndose méritos ajenos.  Unos méritos que es necesario agradecer a todos y a cada uno de los miembros de la asociación Ponts d’igualtat por su labor a la sociedad.