El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

¿Por qué es importante la ergonomía para las empresas?

La ergonomía en el puesto de trabajo estudia la relación que existe entre el lugar de trabajo y los trabajadores, afirmando con rotundidad la tremend…

La ergonomía en el puesto de trabajo estudia la relación que existe entre el lugar de trabajo y los trabajadores, afirmando con rotundidad la tremenda importancia que tiene pasar la jornada laboral en un ambiente saludable tanto para el desarrollo de los trabajos como por la calidad de vida de los empleados. Este es un aspecto que cuidan cada vez más las empresas, y que gracias a muebles de oficina como los que nos proporciona Ofiprix se puede optimizar con mayor facilidad y eficacia.

Este tipo de muebles adquieren cada vez una relevancia mayor, pues el avance de la tecnología y la informática hace que aumente la demanda de trabajos sedentarios donde nos pasamos un gran número de horas sentados. Si no cuidamos la postura durante estas jornadas diarias de 6 u 8 horas, sin lugar a dudas sufriremos molestias y enfermedades a lo largo de nuestra vida derivadas de la falta de higiene postural.

Las lesiones en el trabajo son muy comunes y muchas de ellas se podrían evitar si las empresas se preocupasen más por la ergonomía en los puestos de trabajo. Invertir en un proyecto ergonómico, adecuando el mobiliario y mejorando la calidad de vida dentro de la empresa, no solo garantiza el confort al trabajador y reduce los riesgos de padecer enfermedades relacionadas con el puesto que desempeña, sino que beneficia directamente a la economía de la empresa con un aumento de la productividad.

Afortunadamente, las empresas están más concienciadas de la importancia de proporcionarles a sus trabajadores un lugar saludable y confortable donde pasar su jornada laboral. Esto se debe en gran medida a la implantación de políticas de prevención de riesgos laborales, que están destinadas a conseguir unas condiciones de trabajo idóneas que eviten las posibles lesiones y accidentes que se producen dentro del entorno laboral, en cualquiera de sus secciones.

El área de trabajo no solo puede estar diseñada atendiendo a las necesidades de la empresa, sino que debe garantizar las necesidades de la persona que realizará las distintas funciones dentro de ella. Se deben tener en cuenta, por tanto, factores como el emplazamiento, la iluminación, la accesibilidad, el mobiliario…

Con respecto a este último apartado, el del mobiliario, cobran una especial importancia dentro de las oficinas las sillas ergonómicas, que ofrecen y cubren todas las necesidades que el trabajador requiere para sentirse cómodo, como los reposabrazos, entre otras muchas características que veremos a continuación.

¿Cómo debe ser una silla ergonómica?

Una silla ergonómica es una silla que ha sido especialmente diseñada para ajustarse a las características concretas de cada persona, adaptándose al cuerpo y garantizando el reparto de las presiones de forma equilibrada.

Una correcta regulación de la silla es uno de los aspectos claves e imprescindibles para conseguir en el trabajo una postura cómoda y saludable, como podemos ver en las noticias de Facebook sobre sillas de uso profesional. Las características que toda silla ergonómica debe tener, como mínimo, para cumplir su función, son las siguientes.

Principales características de una silla ergonómica

El asiento debe ser regulable, tanto en altura como en profundidad. Este último aspecto es muy importante, pues no solo regular en altura es suficiente, sino que los asientos que permiten regular en profundidad consiguen dejar un espacio entre el borde del asiento y la parte trasera de la rodilla. Con esto lograremos evitar la presión del asiento sobre la parte posterior de la rodilla y favorecemos de este modo una correcta circulación sanguínea.

En cuanto al respaldo, este debe ser reclinable y de posición de balanceo. Este tipo de respaldos nos permiten regular no solo los diferentes puntos de inclinación, sino también dejarlo libre para permitir el balanceo durante los descansos

Las sillas ergonómicas deben contar con el sistema sincro, un mecanismo que nos favorezca la acción de inclinar el respaldo hacia atrás en sincronización con el movimiento de la base del asiento, de modo que la oscilación de todo el conjunto sea equilibrada.

El diseño de la silla ergonómica debe ser adaptable a las formas del cuerpo, para que, pueda mantener la columna vertebral alineada y la zona lumbar protegida. El respaldo, así mismo, debe contar con un relieve lumbar para permitir un apoyo estable que mantenga la espalda en una posición natural. Pero como cada espalda es diferente, el diseño del respaldo debe contar con un accesorio que permita al usuario regular la altura y la profundidad de este relieve lumbar que hemos mencionado.

En cuanto al borde delantero del asiento, debe estar ligeramente inclinado para evitar la presión sobre las piernas y favorecer la circulación sanguínea, ya que, en su defecto, si la silla cuenta con ángulos pronunciados, puede provocar presión localizada en la parte posterior del muslo. En relación a la dureza, son preferibles los asientos de dureza media o alta a aquellos que cuentan con una dureza blanda.

Otro factor importante es el relativo a la traspiración, ya que unos materiales poco acertados en este sentido pueden hacer que se pierda confort.

Por último, la silla debe estar construida con materiales antiestáticos para favorecer la disipación de la electricidad estática.

En las tiendas de muebles para oficina Ofiprix que encontrarás aquí, podrás consultar los modelos y precios de muebles y sillas ergonómicas que tu oficina necesita para cuidar de los trabajadores y favorecer un buen clima laboral. Recuerda que la productividad de una empresa está directamente relacionada con el nivel de confort que sienten sus empleados, así que, favoreciendo medidas de higiene y ambiente saludable en todos los aspectos, también aumentas los beneficios y hace crecer el negocio.

El error más común que se ha venido cometiendo en los últimos años es no cuidar a los trabajadores, que son realmente el motor productivo de toda empresa, aquellos que la impulsan con su esfuerzo cada día. Afortunadamente, este concepto está cambiando y las empresas son cada día más conscientes de la importancia de su personal, de que garantizar su bienestar no solo es un deber como empresario o una normativa que cumplir, sino que además le reporta beneficios directos, pues los trabajadores que está cómodos en su puesto de trabajo so más productivos, sufren menos lesiones y bajas, por lo que disminuye notablemente el absentismo laboral y todas las pérdidas empresariales que supone.