El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Si tienes alguno de estos síntomas, es hora de ir al podólogo

El podólogo es el profesional de la salud encargado del cuidado, evaluación, diagnóstico, tratamiento e incluso seguimiento de diversas patologías, enfermedades o deformidades en los pies. Se enfocan en condiciones propias del mismo o adquiridas como consecuencia de otra enfermedad del cuerpo.

Siendo así, si te ubicas n la zona madrileña o alrededores es indispensable conocer cuando es obligatorio dirigirse al podólogo Madrid. De manera general, para quien tiene alguno de los síntomas o condiciones mostradas a continuación, debe asegurarse de acudir a este profesional lo más pronto posible.

Mal olor en los pies

El mal olor en los pies puede darse por una sudoración excesiva o por un hongo y muchas veces por ambas razones. Para tratarlo, es necesario atacar el problema de raíz con la medicación y cuidados adecuados.

Los remedios caseros son totalmente contraproducentes. No solo probablemente no surtan ningún tipo de efecto positivo, sino que pueden alterar valores en el pie y agravar el problema a corto y largo plazo. Claro está, acudir a un podólogo es la única solución.

Dolor alrededor de las uñas

Las uñas en condiciones normales no tienen ninguna razón para doler; si duelen quizás se deba a una uña encarnada. Los podólogos son expertos en curarlas de ser necesario.

De hacer caso omiso al dolor, seguirá empeorando hasta incluso llegar a dificultar el caminar. Tratar de erradicarla por cuenta propia nunca es buena idea. El proceso es muy doloroso si no se tienen los conocimientos adecuados y debe ser tratada para evitar futuras infecciones.

Dolor en los tobillos

El podólogo no solo se encarga de los pies, también de los tobillos. Así, para quien tiene dolor en los tobillos el podólogo es una excelente opción. Chequea si existe algún problema con la articulación u otros factores capaces de afectar al tobillo.

A través de diversas evaluaciones es capaz de conseguir la causa del problema, si es o no proveniente del tobillo o de alguna otra patología del cuerpo y así determina la cura y el tratamiento adecuado. Igualmente, puede identificar si existe un inconveniente en la pisada o forma del pie.

Coloración en las uñas

Cuando las uñas empiezan a tornarse de otro color nunca es una buena señal. Indiscutiblemente, se trata de un efecto negativo producto de un hongo. El mismo ataca la estructura de la uña y se va expandiendo en todas las direcciones de la misma.

Usualmente los hongos son tratados con cremas específicas recetadas por el podólogo. Cuando no son tratados, suelen empezar a despegar la uña de su sitio hasta sacarla de su lugar por completo y dejar toda la piel debajo de la misma al descubierto. ¡No será bueno pasar por tal situación!

Dolor en alguna otra parte del pie

Tener dolor en alguna otra parte del pie junto con piel con una sensación al tacto muy dura, suele ser motivo de las vulgarmente llamadas callosidades. Son muy dolorosas y solo se eliminan con el tratamiento del podólogo.