El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Sinergia mente y cuerpo: El ejercicio físico como detonante de la productividad

Someterse a una rutina de ejercicio no siempre es tan fácil como parece. Muchas personas pueden no sentirse cómodas en un gimnasio o al aire libre y la idea de llevarlo al hogar, quizás, les resulta inverosímil. A pesar de todo, el truco está en no hacerlo una obligación, sino convertirlo en una actividad saludable que llevará a otras de calidad productiva. Y es que tan solo veinte minutos en una bicicleta elíptica pueden ser el detonante de toda una resolución de asuntos diversos. 

Manteniendo el cuerpo en forma para superarlo todo

El  frustrante confinamiento en el que nos encontramos por el riesgo de contagio por el Covid-19, ha llevado a una gran parte de la población a tomar medidas para preservar además de la física, la salud mental. En las redes sociales circulan miles de propuestas e iniciativas con el objetivo de hacer de la reclusión un tiempo provechoso y productivo. Desde incitaciones al retorno de algunas actividades de ocio que el frenesí diario no ha permitido, hasta organizar un horario centrado en el entretenimiento y, muy importante, el ejercicio físico. En este último punto, hay que remarcar la importancia de mantenerse en buena forma durante este periodo, puesto que el sedentarismo a qué es proclive el confinamiento puede comportar problemas a largo plazo.

Muchísimas personas comparten mediante Internet diferentes tipos de ejercicio físico para combatir el tedio. Si bien las redes sociales han iniciado varias iniciativas a modo de retos para concienciar sobre el ejercicio, con videos de personas haciendo flexiones y abdominales, hay otras vías quizás más positivas. Por ejemplo, comprar una bicicleta elíptica es una buena opción para mantenerse en forma sin necesidad de salir de casa. Teniendo en cuenta que el ejercicio cardiovascular  normalmente se realiza en el exterior, ahora resulta imposible,  y que este tipo de ejercicio es esencial para calentar el cuerpo y aportar más beneficios. 

 

Volar en casa: Bicicleta estática o bicicleta elíptica?

Las bicicletas elípticas son, a grandes rasgos, un tipo de bicicleta estática sin asiento y sin unos pedales articulados como la bicicleta convencional. Este modelo consta de unos pedales pensados para minimizar el impacto del pedaleo en las extremidades y en los huesos. Un daño colateral que puede llevar a lesiones si no se controla con suficiente destreza. Además, gracias a la verticalidad postural que permite su diseño, la bicicleta elíptica permite una mejor seguridad, además mejoran la salud cardiovascular y contribuyen a quemar calorías. Ahora bien, escoger la más adecuada según el individuo y sus exigencias ya despliega todo un abanico de opciones diversas. Las características que determinan la bicicleta elíptica ideal van desde el tipo de zancadas que realiza el usuario, hasta la potencia con que se querrá pedalear. También es importante considerar la intensidad y la resistencia de la máquina con el propósito de facilitar el desarrollo del ejercicio. Asimismo es igual de necesario saber determinar la medida, el peso que soporta y, muy a tener en cuenta, su ergonomía. Es decir, la comodidad y adaptación al propio cuerpo que toda bicicleta elíptica tiene que aportar. El cuerpo es una máquina que necesita de movimiento de la forma más constante posible. Conseguirlo es posible mediante una rutina regular de ejercicio físico, el objetivo del cual no es el de modelar un cuerpo para embellecerlo según un canon, sino el de asegurar una mejor forma física y, por lo tanto, una mayor esperanza de vida. A pesar de que la dureza del ejercicio siempre será un eterno obstáculo, el truco consiste en extirpar el obstáculo de fuera y llevarlo hacia el propio terreno. En este sentido, es muy útil organizar un organigrama horario con el propósito de sacar el máximo de provecho en el día a día. Y es que, en realidad, si todo se organiza bien, siempre hay tiempo por todo

 

La antesala de la productividad: El ejercicio físico

Está comprobado que realizar una pequeña tarea a primera hora de la mañana, como por ejemplo hacer la cama, ayuda a solucionar el resto de tareas que deban realizarse durante el día. La razón se entiende fácilmente: en el momento en que se finaliza un asunto pendiente, el resto de actividades aparecen como una cadena más fácil de lograr. Un tipo de dominó psicológico para hacer de cada ocupación un mero estado de . El ejercicio físico, por su parte, también tiene efectos muy positivos a la mente de quien lo practica. Completar con regularidad un horario de ejercicios personalizado no solo mantiene una buena forma física, también aporta una sensación de descanso, una dosis de autoestima y  de realización personal. Además, el ejercicio proporciona un pequeño escape mental que permite evadirse de las preocupaciones unos instantes para abordarlas después con las ideas claras. Y si la única opción pasa por casa, para combatir la monotonía y confeccionar una cadena de salud y productividad, el ejercicio físico es una actividad fantástica. Tanto si la elección se la de hacer dos o infinitos abdominales, correr por casa como un poseído o subir arriba de una bicicleta elíptica, la salud del cuerpo tiene siempre repercusión en la salud mental.