El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Trucos para limpiar las ventanas y no morir en el intento

En la actualidad, mucha gente está interesada en tener los cristales relucientes sin necesidad de invertir largas horas en su limpieza. En este sentido, los robots que puedes adquirir en portales online como robotlimpiacristales.site son una solución eficiente para limpiar las ventanas sin dejar rastros del paño usado.

En caso de no tener un robot de este estilo, existen algunos trucos caseros para dejar todas las ventanas relucientes sin morir en el intento. A continuación, se mencionan algunos de los más usados.

5 trucos efectivos para la limpieza de las ventanas

Ahorrarse horas de limpieza es lo más deseado por todos. Las ventanas suelen ensuciarse con facilidad y eliminar las temibles manchas es considerado una gran complicación. Sin embargo, cuando se apliquen estos trucos todo será más simple y rápido.

Las ventanas siempre se limpian de arriba hacia abajo

El primer elemento necesario es una esponja porosa. Permitirá pasarla por todo el cristal sin dejar gotas de agua resbalando por el cristal. Para eliminar el exceso del producto usado se empleará un paño de microfibras.

Siguiendo una línea imaginaria se comenzará a pasar de arriba hacia abajo. Ayudará a pulir el cristal y eliminar cualquier mancha. Además, es la forma ideal para no dejar pelusas en el vidrio.

El vinagre es el mejor aliado

Limpiadores para vidrios hay muchos en el mercado, pero la acción del vinagre es increíblemente eficaz. Su olor desaparece casi de inmediato, un gran beneficio para quienes les desagrada el olor particular de muchos limpiadores.

Es un producto perfecto para desinfectar y eliminar manchas. Solamente debe mezclarse con un poco de agua, a partes iguales, y rociar por el vidrio. Ahora, solamente se pasará un paño de microfibra usando la técnica anterior y quedará un cristal reluciente.

Los días nublados son los mejores momentos para limpiar

Limpiar los cristales en días nublados evitará que el sol seque el limpiador antes de pasar el paño. Cuando eso sucede quedan marcas poco estéticas en las ventanas.

Además, es un tiempo más agradable porque puede hacerse la tarea con calma y sin el inclemente ardor del sol.

El paño adecuado para limpiar

No todos los paños tienen buenos resultados en las ventanas. Algunos dejan pelusas por donde pasan y después resulta casi imposible eliminarlas. En este caso, lo mejor es tener paños de microfibra únicamente para esta labor.

Si las ventanas están muy sucias y no se cuenta con un paño, el papel periódico es la mejor solución. Al pasarse no se corre el riesgo de rayar el cristal. Además, tiene un acabado sin residuos, brillante y con una capa invisible que ayuda a mantener la limpieza por más tiempo.

Limpieza vertical y horizontal

Los cristales deben limpiarse tanto en el interior como en el exterior, sin embargo, la orientación del movimiento cambia. Este truco permite tener resultados perfectos. Consiste en limpiar los cristales interiores con movimientos horizontales y los exteriores con movimientos verticales.

De esa manera, si queda alguna marca o raya será fácil saber el lado donde se encuentra y repasarlo.