El tiempo - Tutiempo.net
Alcoi
El temps

Viernes 27 de marzo: ¿Estamos superando esto?

El suport dels 'seus' és fonamental /MME
  • Sufro por la generación del 2020. Se enfrentan a un examen de acceso a la universidad sin preparación presencial y, habiendo ya pasado por ahí, de verdad que no sé cómo lo harán para poder prepararse bien.
  • Lo más esperado de todos los viernes ¡Plaça de Dins virtual con las amigas!

Aquest divendres, Mireia està més reflexiva de l'habitual. Lluita contra els elements i intenta no abaixar els ànims. El confinament comença a ser rutina i el desànim regna fins i tot en el balcó, a l'hora d'aplaudir. Però té un antídot, les amigues i pensar en el futur, i per què no, en les festes d'Alcoi.

Mi amiga Lirios siempre nos da los buenos días con una foto de cada una de nosotras (indecente) que ha marcado algún momento digno de recordar en nuestro grupo, pero hoy ha sido distinto. Nos ha mandado una foto (decente) del viaje de fin de curso que hicimos en 2º de Bachillerato. El pie de foto era:  “Hoy para poneros a tono con el día, traemos chubasqueros y paraguas de usar y tirar. Un saludo”.

Esta foto es una de mis favoritas. La veo y me vienen mil recuerdos a la mente: el mal día que nos hizo en Pisa, lo que disfrutamos ese día, ese viaje, ese mes, ese año…

2018 fue mi año sin duda: selectividad, segundo año bailando en fiestas, orlas de Bachiller, viaje de fin de curso, Arenal Sound, inicio de universidad… el año que marcó el fin de una etapa de mi vida y el inicio de otra.

No sé cómo lo hará la generación del 2002, que es la que debería hacer todo esto en 2020,  pero espero que puedan disfrutar en algún momento de su año como lo hice yo cuando me tocaba.

A nivel académico por quién más sufro es por ellos. Se enfrentan a un examen de acceso a la universidad sin preparación presencial y, habiendo ya pasado por ahí, de verdad que no sé cómo lo harán para poder prepararse bien. De momento lo único que se sabe es que las pruebas ordinarias de las PAU se aplazan a finales de junio / principios de julio. Ánimo y pensad que toda España, Europa y Planeta Tierra está igual, no os preocupéis.

Hoy es viernes y día 13 de cuarentena. Siguiendo con mi lado místico espero que no pase nada peor de lo que está pasando.

Mi día es rutinario como todos los pasados, hasta después de la siesta que ha empezado a notarse que es viernes:

1: Hoy pongo punto y final a mi relación con José Coronado. Me ha dado mucha pena, he suspirado y llorado mucho, no quería que se acabara… pero bueno, todo lo bueno se acaba. ¡Hasta siempre Vivir sin Permiso!

2: Por fin nos hemos dignado a hacer una coca de galletas Tostarrica. Estéticamente es horrible, veremos mañana cuando la probemos.

3: Lo más esperado de todos los viernes ¡Plaça de Dins virtual con las amigas!

Un viernes normal nos hubiésemos arreglado un poco -tampoco mucho porque los viernes son más informales que los sábados-, pero para qué lo íbamos a hacer si solo íbamos a vernos entre nosotras. Daba igual el pelo, la ropa, nuestra cara… lo importante era vernos y, ¡Cómo no! ¡Hacer postureo en Instagram de que hemos quedado, para que todo el mundo se entere!

 

Mis amigas y yo intentamos evitar la conversación del coronavirus. no se realmente por qué.

De vez en cuando comentamos las noticias más importantes como el pico de muertes que está por venir, la gente que se piensa todavía que está de vacaciones o el futuro que nos espera.

Hoy he decidido preguntarles por ellas. Porque sin querer nos estamos olvidando de nosotras, de cómo lo estamos llevando, de nuestras inquietudes, problemas, sensaciones, emociones…. y es por eso que hoy les he preguntado: “¿Qué estáis haciendo estos días?”

Todas coinciden en muchas cosas: ven series, cocinan, hacen “Virtual Gym”, van a clase...

La única respuesta que ha sobrepasado lo normal  ha sido la de mi amiga Alba:“Mi mayor aspiración de hoy es que me van a cortar el pelo”, cuando de normal odia que le corten el pelo.

¿Cómo lo estáis llevando, chicas?

Luego les he preguntado: ¿Cómo lo estáis llevando, chicas?

“Yo me estoy acostumbrando, lo mejor es tener la mente ocupada”

“ Yo estoy desubicada sobre todo en temas de uni. Porque vale, me pongo a estudiar pero ¿para cuándo? Lo de no saber qué va a pasar con los exámenes y las clases me mata”

“Yo estoy muy cansada, hago pocas cosas productivas, madrugo poco….”

“Yo hago muchas cosas: pulseras, leo, pinto con acuarela…. ¡Ah! y muy importante, limpio. La Roomba y yo somos mejores amigas”.

“Yo igual, acostumbrada. Es siempre más de lo mismo, pero bueno al final es lo que toca. Tengo asumido que va para largo”.

Analizando sus respuestas y, recurriendo a las fases psicológicas de un trauma se podría decir que estamos ya por la aceptación. No obstante la prolongación de la cuarentena de dos en dos semanas hace que, al menos mis amigas y yo, volvamos a la primera, segundo o tercera fase continuamente.

Estas fases son:

1º NEGACIÓN: Aunque lo estemos viendo con nuestros ojos no lo creemos. Puesto en mi caso podría aplicarse cuando el jueves 12 de marzo estaba convencida de que quedaría con mis amigas el viernes. El problema estaba cerca pero no a lado.

2º ENFADO: A todos nos gustaba más nuestra vida hace tres semana que hoy y, como no podemos hacer nada nos enfadamos.

3º TRISTEZA: como las cosas no son como deseamos, empezamos a sufrir y no nos apetece nada. Por ejemplo, el aplazamiento de las fiestas.

4º ACEPTACIÓN: lo que pasa lo entendemos e intentamos hacer cosas para intentar pasar de la mejor forma este trauma.

Conocer estas fases nos hace que cada una de ellas pase más deprisa. Cuanto antes aceptemos que esto va a cambiar nuestro día a día durante un tiempo, antes dejaremos de sufrir y antes lo aceptaremos.

Los aplausos

Llegan las ocho y con la hora, los aplausos que hoy he visto un poco congelados en dos sentidos: por frío y por escasez.

He visto poco movimiento en mi calle, los decibelios de las palmadas han disminuído y eso no debemos permitir que ocurra. Hoy ni nuestra nueva amiga nos ha despedido. Sólo he podido ver una cabecita con una toalla en el pelo de una de mis vecinas. Y es que, esa es la actitud, aún habiendo acabado de salir de la ducha ¡hay que aplaudir!, pero no por obligación, sino por naturaleza: POR SOLIDARIDAD y AGRADECIMIENTO.

Me voy a dormir pensando en que hoy empieza la cuenta atrás para fiestas. Dentro de un mes será el día “dels trons”, último día de fiestas sin haber disfrutado ni siquiera del primero. Tendré que dejar de hacer cuentas atrás porque últimamente ninguna se cumple a su debido tiempo...